Iris Velázquez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Por ingobernabilidad y ausencia de autoridades, el Congreso de Oaxaca acordó ayer la extinción de los Ayuntamientos de San Martín Itunyoso, San Antonio Nanahuatípam y Asunción Ocotlán.
Durante la sesión, los diputados informaron que la medida, avalada por mayoría de votos, se tomó luego del análisis que hizo la Comisión Permanente de Gobierno y Asuntos Agrarios sobre los tres casos, tras solicitudes de los propios cabildos y la ciudadanía ante problemas como la renuncia de integrantes, problemas políticos e internos, y falta de gobernabilidad.
Ahora, aprobados los dictámenes, y de acuerdo con lo establecido en la Ley Orgánica Municipal, será el titular del Poder Ejecutivo, a cargo del morenista Salomón Jara Cruz, el que designe a un comisionado municipal para cada Ayuntamiento.
En San Antonio Nanahuatípam, la desaparición del Ayuntamiento electo para el periodo constitucional 2023-2025, fue procedente, luego de que ocho de nueve integrantes del Cabildo renunciaron y ello fue aprobado en sesión extraordinaria del Gobierno Municipal.
En julio pasado se registraron protestas y bloqueos en esa demarcación de la región Cañada, en las que pobladores pedían la renuncia del Edil y su gabinete, a quienes acusaron de corrupción, falta de resultados y opacidad.
En San Martín Itunyoso se aprobó la desaparición del Ayuntamiento electo para el periodo 2022-2024, luego de que integrantes del Cabildo lo solicitaran ante diversos problemas políticos y sociales. Pobladores acusaron «mala administración municipal, desvío de recursos, obras fantasma, abuso de autoridad, mal manejo de recursos del ramo 28 y 33, y falta de sesiones ordinarias de cabildo desde enero».
La desaparición del Ayuntamiento de Asunción Ocotlán, electo para el periodo 2022-2024, fue aprobada ante la solicitud de un grupo de ciudadanos y por la renuncia voluntaria de cinco de los siete concejales propietarios, así como de todos los suplentes.