Diana Gante
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-La debilidad de las redes eléctricas de México fue expuesta con el apagón de febrero pasado ante la falta de gas natural, aseguraron industriales del País.
Más allá de las restricciones en el flujo de gas proveniente de Estados Unidos y la indisponibilidad de centrales, las débiles redes reflejaron la poca confiabilidad del sistema eléctrico, aseguró Régulo Salinas, presidente de la Comisión de Energía de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin).
Explicó que se midieron las incidencias del estado operativo en las líneas eléctricas, que son las que generan los de alerta o emergencia.
Destacó que se presentaron 110 estados de alerta durante los días que duró la contingencia.
“(El apagón) no fue por falta de centrales, en realidad fue por la debilidad de la red que tenemos”, aseguró.
Detalló que de los 110 eventos, 67 por ciento fueron por flujo de transmisión mayor al límite operativo, 10 por ciento por indisponibilidad de las líneas de transmisión, 10 por ciento por vibranzas de emergencia en las líneas de transmisión y 3 por ciento en la falla de líneas de transmisión.
“Entonces el 90 por ciento de las estados de alerta fueron por debilidad en la red y eso resulta en un sistema poco confiable” expuso durante su participación en el foro virtual Energy Innovation Days.
Recordó que las áreas de transmisión y distribución fueron reservadas para el Estado, pero que desde hace unos años no se han realizado inversiones, lo que también suma a la vulnerabilidad del sistema.
Salinas dijo que de invertir el País tendría redes estables y confiables para poder aprovechar el potencial de energía limpia.