Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El Ejecutivo Federal decretó ayer la expropiación de 109 hectáreas de terrenos privados, necesarios para la construcción del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA) en Santa Lucía.
El decreto, publicado en la edición vespertina del Diario Oficial, afecta 24 predios particulares en los municipios de Tecámac, Nextlalpan y Zumpango, que la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) consideró necesarios para el amortiguamiento acústico, seguridad, infraestructura aeroportuaria y servicios complementarios y de interconexión del AIFA.
Esta es la primera expropiación de terrenos privados para la obra, pues previamente se habían expropiado algunos predios ejidales.
Los terrenos más grandes son una “franja” de 427 mil metros cuadrados y un “polígono” de 341 mil metros cuadrados, ambos en Nextlalpan.
El decreto no detalla los montos de indemnización por metro cuadrado que se pagarán a los propietarios, quienes desde febrero pasado fueron notificados de este procedimiento para presentar argumentos ante la Sedena.
Dichos montos, que tiene que pagar el Ejército, fueron establecidos en dictámenes del Instituto de Administración y Avalúos de Bienes Nacionales (Indaabin) entre marzo y junio.
“El Gobierno federal por conducto de la Secretaría de la Defensa Nacional procederá de inmediato a tomar posesión definitiva de los bienes en materia de la expropiación”, dice el documento.
Si bien algunos afectados podrían promover amparos -ya hay registros de inmobiliarias que impugnaron la declaratoria inicial de utilidad publicada por la Sedena en febrero- es muy poco probable que obtengan suspensiones para evitar la ocupación de Sedena.
Grupo REFORMA publicó en abril pasado que el proyecto del AIFA ha generado un auge inmobiliario en los municipios colindantes, donde hay 231 terrenos a la venta, incluidos 63 predios valuados en más de 40 millones de pesos y 12 que rebasan los 100 millones de pesos.
Anunciados en el agregador inmobiliario Metros Cúbicos, buena parte de los inmuebles privados es ya ofrecida por sus dueños con la ventaja de estar a sólo unos minutos o unos kilómetros de distancia de lo que será el nuevo aeropuerto.
De los terrenos, casi todos con servicios urbanos básicos, 117 se ofrecen en Tecámac, 100 en Zumpango, nueve en Hueypoxtla y cinco en Jaltenco.
El Presidente Andrés Manuel López Obrador pretende inaugurar el AIFA para vuelos comerciales en marzo de 2022, y hasta ahora la Sedena estima su costo en 84 mil millones de pesos, a los que se deberán sumar obras viales y una extensión del Tren Suburbano que costarán más de 20 mil millones adicionales.