Frida Andrade
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-La preferencia de Estados Unidos por las telas y ropa confeccionados en México, sobre la competencia asiática, ha impulsado la exportación de éstos.
La venta al exterior de productos textiles y confeccionados mexicanos, principalmente a Estados Unidos, crecieron 12 por ciento durante el primer trimestre del año, respecto a igual periodo de 2020, de acuerdo con la Cámara Nacional de la Industria Textil (Canaintex).
De tal forma que se exportaron mil 613 millones de dólares de enero a marzo de 2021, donde destacó el grupo de los productos confeccionados, pues significaron 80 por ciento del total de los envíos y 20 por ciento de mercancías textiles, según Canaintex.
Estados Unidos es el principal mercado para las exportaciones mexicanas de textiles y artículos confeccionados, con 85 por ciento en ese periodo, seguido de El Salvador con 4.3 por ciento.
Los aumentos responden a que los fabricantes chinos han tenido un incremento de costos y de impuestos, por lo que ya no son tan competitivos como lo fueron hace 10 años.
Prácticamente la diferencia entre un producto chino y uno mexicano es poca, refirió Raúl García, director de Fashion Outlet, organización civil conformada por fabricantes, distribuidores e importadores de ropa.
China, junto con India, eran de los principales abastecedores de Estados Unidos, pero debido a los cambios de precios del primero y la actual y complicada situación de la pandemia que se vive en el segundo, los compradores estadounidenses prefieren subir sus volúmenes de mercancía hecha en México, dijo.
Los pantalones fueron las prendas más exportadas a EU, seguida de toallas quirúrgicas.