Staff
Agencia Reforma

GINEBRA, Suiza 09-Apr-2021 .-El director general de la Organización Mundial de la Salud lamentó ayer que exista un “impactante desequilibrio” en la distribución de las vacunas contra el Covid-19 en todo el mundo, lo que ha provocado que la mayoría de los países no tengan suficientes dosis para cubrir a los trabajadores de salud y los grupos de riesgo.
Tedros Ahanom Ghebreyesus indicó que de las más de 700 millones de dosis administradas globalmente, el 87 por ciento ha ido a parar a países de renta alta o media alta, mientras que las naciones de bajos recursos solo han recibido el 0.2 por ciento de las inyecciones. Aunque no especificó qué países entraban en cada porcentaje, el que más vacunas ha administrado en el mundo es Estados Unidos, con poco más de 178 millones hasta ayer.
El recuento de Bloomberg señala que 27 de los países más ricos abarcan el 40 por ciento de las dosis, mientras que 24 de los más pobres cuentan con el 1.7 por ciento.
“En promedio, en los países de altos ingresos, casi 1 de cada 4 personas ha recibido la vacuna contra el Covid-19. En los países de bajos ingresos, es 1 de cada 500”, apuntó Tedros en una sesión informativa desde Ginebra.
Otras naciones que más vacunas han administrado son Reino Unido (38.4 millones), Alemania (17 millones) y Francia (14 millones).
En contraste, los países más rezagados son de África o Asia del Sur, como Bangladesh (5.5 millones), Nepal (1.6 millones), Camboya (418 mil) y Ruanda (348 mil).
La ONU en asociación con la alianza de vacunas GAVI pretende entregar 2 mil millones de dosis este año como parte de la iniciativa COVAX, que busca ayudar a la inmunización de las naciones más pobres.
Sin embargo, hasta el jueves, apenas se habían suministrado 38.4 millones de dosis en 102 países de seis continentes.