Con un marcador de 3-1, el conjunto de Real Madrid derrotó al Liverpool en la ida de los cuartos de final de la UEFA Champions League, acariciando la ronda de semifinales gracias a un gran partido de Vinícius Jr. y Toni Kroos.
El día de ayer, merengues y reds volvieron a verse las caras en la Champions League, sólo que, esta vez, en la fase de cuartos de final. Los merengues saltaron al campo con la ventaja de estar en casa, pero, en los primeros minutos, por más que se acercaban al arco, no lograban definir ante Alisson Becker.
Fue hasta el minuto 27 cuando los blancos abrieron la lata en el campo Alfredo Di Stefano, en donde Toni Kroos envió un centro largo, preciso y tendido a la altura de la media luna, y, con un control de pecho sublime de Vinícius Jr., el brasileño quedó mano a mano con su compatriota Becker, para después disparar de manera cruzada y marcar el 1-0.
Nueve minutos más tarde, el mismo Kroos volvió a enviar un gran centro, pero al costado izquierdo, sólo que, esta vez, Alexander-Arnold cometió el gran error de desviar el balón con la cabeza hacia su área, convirtiéndose en un regalo para Asensio, quien llegó solo al arco rival para anotar el 2-0.
Luego de algunos cambios en el medio campo, el Liverpool trató de estabilizarse un poco, y, a los seis minutos de la segunda parte, los rojos lograron recortar la distancia con un buen gol de Mohamed Salah, quien recibió el esférico dentro del área para después rematar al arco y poner el marcador 2-1.
Sin embargo, al minuto 65, Vinícius Jr. anotó su primer doblete en su carrera como merengue, rematando dentro del área un centro raso de Luka Modric, dejando en claro que la defensa del Liverpool no estaba a la altura de este encuentro.
Ahora, el Real Madrid se prepara para recibir al Barcelona el próximo sábado en el segundo clásico de la temporada, con la esperanza de acercarse cada vez más al Atlético de Madrid, y quitarle puntos a los catalanes, para después alistar su juego de vuelta en Anfield, el próximo miércoles 14 de abril.