Apoya el INAH los trabajos de restauración en el Templo de San Marcos mediante la asesoría y cuidado de expertos, así lo dio a conocer su delegado, Héctor Castanedo Quirarte. Detalló que actualmente llevan a cabo obras de impermeabilización de la bóveda para evitar que la humedad dañe la estructura interna del edificio.
El representante del Instituto Nacional de Antropología e Historia en Aguascalientes comentó que los trabajos los comenzó a hacer originalmente el Ayuntamiento de la capital, toda vez que existe una coordinación total entre la Iglesia, el Municipio y el propio INAH.
Explicó que los trabajos en conjunto con el Municipio terminaron el año pasado y las acciones que se están haciendo desde finales del año pasado a la fecha, se han ejecutado con recursos propios de la Iglesia.
“Es también muy loable que la Iglesia participe con recursos para la recuperación de la historia de Aguascalientes. Ellos son quienes están aportando para la restauración del templo de San Marcos y aquí lo verdaderamente importante e impresionante es el cambio que ha sufrido la templo en su interior”.
Héctor Castanedo Quirarte señaló que anteriormente los colores de los muros eran fuertes, pero lisos y al momento de hacer la investigación respectiva, comenzaron a quitar las capas superficiales hasta llegar a lo que era la pintura original del siglo XIX.
“Contaba una decoración en azul, que es el azul mariano; la verdad es que quizá en los últimos dos años, cuando mucho, la imagen interior del templo ha cambiado radicalmente”.
Castanedo Quirarte recalcó que actualmente los trabajos que se ejecutan buscan darle importancia al interior del templo, donde el INAH está cuidando todos los detalles, pero evidentemente tienen que resolverse algunos problemas que tenga la estructura; “no se puede trabajar por dentro, si el cascarón tiene daños, entonces en la actualidad sabemos que la bóveda requiere ya de un trabajo para volver a impermeabilizar y que las humedades no penetren a lo que es la estructura interna de la iglesia”.
El representante del INAH en Aguascalientes consideró que los trabajos no concluirán al término del año, toda vez que están enfocados en recuperar todo el colorido de la bóveda, la cual está en un tono único.