Desde que se dio la noticia de que la temporada de Grandes Ligas sería de tan solo 60 partidos la expectativa era bastante incierta tanto en los aficionados como entre los mismos equipos al tener poco tiempo para desarrollar un buen juego que les permitiera entrar a postemporada. Con estas preocupaciones nació la iniciativa de tener unos playoffs más grandes y a diferencia de otros años aumentar tres lugares para la eliminación directa que tal vez resultó contraproducente al ser una ronda sin tantas emociones y que se definió con los favoritos avanzando de ronda.
En seis de los ocho cruces la serie se terminó en tan solo dos partidos marcando la enorme diferencia que tenían los equipos más fuertes sobre los que no tuvieron una campaña tan solvente. Novenas de la talla de Dodgers, Braves, Rays y Yankees que presuntamente son los favoritos no batallaron para cerrar su pase a la ronda divisional rápidamente. Además, los lugares extras que se dieron este año fueron eliminados a la primera de cambio ya que en ambas ligas los lugares 7 y 8 ya están en casa planeando la próxima temporada, los únicos que lograron meter algo de emoción en su serie fueron los White Sox que ganaron su primer partido poniendo en aprietos a los Athletics que terminaron por avanzar. En tanto, los sextos lugares fueron los que sí dieron la sorpresa al avanzar de ronda en ambas ligas con Astros y Marlins sacando la victoria con lo que Twins y Cubs demostraron que todo puede pasar aunque nadie niega que faltó cierta emoción en este ronda que algunos equipos parecen haber jugado sin necesidad.
Estos resultados hacen pensar que la campaña 2020-2021 regresará a la normalidad con cinco equipos clasificados recordando que son los campeones de cada división y los dos mejores récords los que avanzan a la siguiente ronda normalmente teniendo solo un juego de comodín entre ellos. Ahora las novenas se preparan para comenzar una nueva aventura con pequeñas burbujas de postemporada ya que la Liga Americana tendrá sus series divisionales en San Diego y en Los Ángeles mientras que la Nacional lo hará en el Globe Life y en el Maid Park como medida precautoria de contagios. Las series de campeonato también tendrán solo un estadio con Petco Park y el Globel Life como sedes; solo al final la MLB hará el corte de caja junto con el análisis para dar a conocer su plan de cara a la siguiente temporada que seguramente será totalmente diferente.