La edición anterior – https://www.heraldo.mx/expectativas-economicas-2024-i-iii/ -, revisamos un poco de lo que se espera en el viejo continente y con nuestro principal socio comercial. Indaguemos ahora un poco sobre el porvenir en nuestro país.

El año anterior, resultó ser un año de buen desempeño económico para México. Las cifras reales de crecimiento del PIB sorprendieron significativamente al alza desde los primeros meses del mismo, ocasionando ascensos en la mayoría de los pronósticos del mercado. Con la información disponible al tercer trimestre, todo parece indicar que la economía nacional progresará alrededor de 3.4%, lo que resultaría tres veces superior a lo que se esperaba a comienzos de año.

Las mejores cifras se explican por el dinamismo del sector industrial, particularmente en la construcción y la minería; así como la resiliencia del consumo, y el enorme crecimiento de la inversión fija bruta, en esta ocasión tanto pública como privada. Asimismo, la inflación mostró una marcada tendencia de baja al pasar de 7.9% en enero, a 4.3% en noviembre. Destacando que la desaceleración también se observó en la delicada inflación subyacente, que se espera se ubique en 5.1% al cierre del 2023, después de finalizar un año antes en 8.35%.

En este entorno de inflación y crecimiento, el Banco de México ha decidido mantener sin cambios su tasa de interés de referencia en 11.25%, después de haberla llevado a dicho nivel el pasado mes de marzo. La discusión del mercado en términos monetarios ahora se centra en el momento del primer recorte en la tasa de interés.

Para este año, la perspectiva es positiva. Por un lado, se espera que el crecimiento de su PIB sea de la orden de 2.4% anual. En cuanto a la demanda interna, se espera que el consumo privado mantenga un comportamiento resiliente, tal y como lo ha mostrado en los últimos meses. No obstante, las elevadas tasas de interés, el consumo continuará siendo apoyado por el enorme envío de remesas, la recuperación del empleo y el repunte en el salario mínimo, que, para el año en curso, nuevamente será incrementado en 20%. La mayor fortaleza del consumo se observará en su nivel básico, no sólo por los elementos anteriores, también por la fortaleza del gasto público en materia social que se espera a lo largo del primer semestre del año.

El consumo de gobierno seguirá teniendo un papel importante. En 2023 la construcción pública fue muy dinámica, en tanto que durante 2024 será el gasto social el que muestre los mayores avances. Según el presupuesto aprobado, el gasto programable tendrá un incremento anual de 7.6% real, acompañado de una baja en el gasto en inversión física de 23% anual real. El mayor gasto social es consistente con el contexto electoral que se espera en 2024, en donde la estacionalidad del gasto público es de alza. Respecto a las finanzas públicas, 2024 será un año de una fuerte expansión fiscal. Después de un déficit estimado de 1.242 billones de pesos en 2023 (3.9% del PIB), la SHCP propuso elevarlo a 1.865 billones de pesos el año entrante (5.4% del PIB). La política fiscal expansiva que se espera estresará las principales métricas de sostenibilidad fiscal, generando riesgos y un fuerte compromiso de disciplina hacia 2025 y años posteriores.

2024 será un año electoral y contará con el proceso más grande que ha tenido nuestro país. No sólo se elegirá presidente de la república, también 128 senadores, 500 diputados, y diversos cargos en la totalidad de las entidades federativas -9 gobernadores y con excepción de Coahuila, diputados locales en todos los estados, además de presidencias municipales, sindicaturas y regidurías-. La jornada electoral tendrá lugar el día 2 de junio.

Al inicio de las precampañas, las tendencias muestran una ventaja de al menos 20 puntos porcentuales de Claudia Sheinbaum sobre Xóchitl Gálvez, según diversas encuestas con metodologías robustas. Si bien aún resta mucho tiempo en el proceso, es importante dar seguimiento a la evolución de las preferencias, ya que, de no disminuir rápidamente, la ventaja de Sheinbaum podría ser definitiva de cara a la elección. En cualquiera de los casos, no se prevé inestabilidad de cambio de sexenio ni en términos políticos ni económicos.

 

OVERTIME

“No se dejen amedrentar por los parásitos que viven del Estado”. Palabras de Javier Milei, presidente de Argentina, durante su intervención en la reunión anual del Foro Económico Mundial. Dicho discurso dio la vuelta al mundo y no estuvo exento de una gran polémica. Algunos lo llaman el nuevo líder del mundo libre. Vale la pena bajar a la mesa de debate sus palabras. Dejémoslo para la edición continua.

 @GmrMunoz