Saúl Alejandro Flores

Estimados lectores, dentro de la temática que he venido abordando de las expectativas del sector agua, es ineludible mencionar que el pasado 16 de enero se cumplieron 30 años de la creación de la Comisión Nacional del Agua, la Conagua, en donde su directora general, la Dra. Blanca Jiménez anunció las características de su refundación. En el marco de un evento característico con autoridades del sector no podía faltar un elemento importante en una ceremonia de este tipo y fue la entrega de reconocimientos a empleados por los años de servicios brindados a la institución.
En dicho evento también uno de sus apartados destacados correspondió a los mensajes de las titulares de la Semarnat y de la propia Conagua. Por su parte, la secretaria de Medio Ambiente, Josefa González Blanco Ortiz Mena mencionó que este sería: “El sexenio del agua, de un manejo integral del agua sin corrupción, con limpieza y con justicia para todos”. “El cuidado del agua es de todos. El Estado administra, regula pero nosotros como mexicanos somos los dueños del agua; nos compete también participar, educarnos y consumir responsablemente”.
Sobre el mensaje de la Dra. Josefa González Blanco, es necesario ir precisando y adecuando con otra visión la concepción que se tiene del agua, porque por optar por una visión o explicación simple, se llega a concepciones simplistas, me refiero a el Estado que sólo regula y administra el agua, lo cual es cierto, pero decir que los mexicanos somos dueños del agua, en una visión patrimonialista como sucedía en los spots de Pemex, el agua y los recursos naturales no son del gobierno ni de los mexicanos en particular, son bienes de la nación, y aquí entender a la nación como una entidad de la que formamos parte, es importante que se dé lectura a la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y se entienda que son bienes de la nación, (a propósito de que muchos han criticado que no querían que se privatizara el agua), lo cual lo hemos dicho aquí es imposible, decir que el agua es de los mexicanos, es importante erradicar y formar dentro de nuestra educación lo que significa un bien nacional, en la que no somos dueños, podemos usarla, aprovechar, pero no ser propietarios, la visión antropocentrista ha hecho mucho daño, no sólo en el sector agua sino en el sector medio ambiente, al cual ha provocado daños irreversibles.
En el caso de la Conagua, el mensaje de la Dra. Jiménez resaltó lo que sería la característica de esta refundación con sus correspondientes seis líneas de acción. a) Derecho humano al agua; b) Gestión integral y sustentable del recurso; c) Seguridad hídrica ante los diferentes eventos hidrometeorológicos; d) Más y mejores servicios de agua potable, alcantarillado y saneamiento; e) Agua suficiente para las actividades productivas y el ambiente; y f) Transparencia.
Pasemos ahora a comentar dichos puntos. Respecto al derecho humano al agua es importante lograr esa accesibilidad, para ello es preciso contar con redes y eficiencia en los organismos operadores, emprender políticas que contemplen reducir las brechas en la cobertura, para que se tenga agua en cantidad y calidad, es importante no confundirlo con gratuidad, esta línea se vincula estrechamente con la que menciona más y mejores servicios de agua potable, alcantarillado y saneamiento, el segundo es un reto porque al hablar de la gestión integral y sustentable, ha sido parte de un discurso que no se ha concretizado por no contar con claridad con una política hídrica ni con sus correspondientes mecanismos.
En otro saldo pendiente, para ello es relevante contar con un marco jurídico pertinente y realista, como lo he dicho en este espacio, descontaminado de ideologías de partido al igual que garantice una participación social sin tufos de partido; la seguridad hídrica es otro reto más allá de lo que son las aproximaciones de presencia anual que tenemos con los huracanes, sino también con los más drásticos que son las sequías y por supuesto un cambio climático, en el cual es indispensable optar por otras energías, eso implica no ponderar a los hidrocarburos, destinar agua suficiente para actividades productivas es un reto económico que requiere tecnología, cierto, pero también demanda planeación, en qué rubro debemos apostar, para producir más, generar riqueza, pero consumir menos agua y la última, un componente que demanda participación social responsable y conocedora, que es la transparencia, no se trata de solo mecanismos, sino de una cultura y de actitud, no tan solo de tener instancias que tampoco servirían, no se trata de acumular gente, sino de contar con instituciones sólidas con una alta corresponsabilidad social.
No se trata de criticar, pero recapitulando sobre el evento del aniversario de la Conagua, es relevante que la titular de la Semarnat precise la conceptualización de lo que es un bien nacional, por que lo dicho es más común de un político en campaña que de un técnico, a cargo de una institución que cada día asume mayor valor y comprensión como es el medio ambiente. En lo que respecta a la Conagua, existe una intención por el cumplimiento al derecho humano al agua y la necesidad de una población, pero debemos mirar de una manera más integral y es el equilibrio que brinda el agua en el ambiente, el humano es tan sólo un elemento, y es aquí en donde se precisa ubicar a cada elemento y componente en su lugar, pues se corre el riesgo de caer en la ya tradicional “maldición” de que se convierte en discurso político y en los hechos no se concretiza, a título personal lo manifiesto que es importante al proyecto de gestión y política hídrica quitarle el “tufo partidista” de “Cuarta transformación”, la problemática del agua y sus retos van más allá de lo que fue una campaña que permitió a un candidato llegar al poder, es importante ver las cosas con frialdad, con uso de la razón y no de la pasión, delegar en la pasión política un problema puede acarrear costos y brechas insuperables, a las cosas hay que llamarles por su nombre y la gestión integral del recurso hídrico no debe ser para un sexenio sino para toda la vida. Esas deben ser acciones tendientes para que en México y Aguascalientes el agua nos alcance.

Comentarios: saalflo@yahoo.com