A diez meses de la partida de José María de la Torre Martín, quien fuera Obispo de la Diócesis de Aguascalientes, sigue sin existir una fecha estimada para que se conozca a quien habrá de encabezar la misma. El padre Rogelio Pedroza confió que sea en breve cuando se tengan noticias, al existir temas pendientes de resolver dentro de la Diócesis.
El vocero de la Iglesia reconoció que es necesario que pronto se designe al siguiente jerarca de la Diócesis local, quien tendrá que resolver de inmediato pendientes a su interior que se han ido acumulando a lo largo de casi un año. Dentro de los pendientes más apremiantes se encuentra el nombramiento de nuevos párrocos y hasta la autorización para nuevas parroquias, encomiendas que solamente pueden ser emitidas por el Obispo.
«Es urgente porque hay muchas cosas que se detienen que son solamente del Obispo. Sí se requiere, hay temas que están en el tintero, como cambios de párrocos, sólo por mencionar un ejemplo», externó.
Por otra parte, el vocero de la Iglesia en Aguascalientes detalló que siguen cumpliendo cabalmente las recomendaciones sanitarias emitidas por autoridades del sector salud, entre ellas el respeto de aforo al interior de las iglesias, así como la sana distancia y uso de cubrebocas, sólo por mencionar algunas. Lo anterior ha implicado que no hayan recibido ningún tipo de sanción. Cabe mencionar que la Diócesis local, ha registrado el fallecimiento de cinco sacerdotes a consecuencia por COVID-19, entre ellas la del último Obispo.