Exitosa intervención de preventivos

Unos policías preventivos salvaron la vida a un bebé que requería urgentemente atención médica, debido a que estaba ahogándose al tener bloqueada su tráquea con un pedazo de manzana que había comido.
Los hechos se registraron en la colonia Popular, en el municipio de Pabellón de Arteaga, cuando policías preventivos que realizaban patrullajes de vigilancia en la zona, al desplazarse por la avenida Lázaro Cárdenas fueron interceptados por una mujer que desesperadamente les pedía ayuda.
La joven les comentó que en su domicilio se encontraba su sobrino, un niño de apenas 11 meses de edad que tenía problemas para respirar y estaba ahogándose. De inmediato los oficiales se dirigieron a la vivienda y una mujer policía al percatarse de la grave situación, tomó al bebé en sus brazos y comenzó a aplicar las maniobras de Heimlich
Momentos después logró liberar la tráquea del pequeñito y éste comenzó a respirar por su cuenta.
Instantes después llegó una ambulancia del ISSEA, cuyos paramédicos lograron estabilizar al bebé y determinaron que no requería ser trasladado a recibir atención médica a algún nosocomio.
Cabe destacar que la mamá del niño, de nombre Leticia, indicó que minutos antes su hijo estaba comiendo una manzana, cuando repentinamente se dio cuenta que un pedazo de la fruta se le había quedado atorado en la garganta y tenía problemas para respirar, por lo que comenzó a ahogarse. Fue su hermana quien se asustó al ver lo ocurrido y salió a la calle a pedir ayuda, encontrándose en el camino a los policías preventivos de Pabellón de Arteaga quienes tras su oportuna intervención lograron salvarle la vida al bebé.