Los Síndromes Geriátricos son trastornos poco reconocidos por los propios pacientes, los familiares y hasta por los médicos; estos padecimientos pueden aparecer fácilmente en personas que rebasan los 70 a 75 años y deterioran la calidad de vida y el funcionamiento global de los ancianos, señaló el geriatra Juan Antonio Vidales Olivo.

Los principales síndromes son la polifarmacia (toman demasiados medicamentos), las incontinencias, la mala nutrición, la inmovilidad, las úlceras por presión, la demencia, las caídas, la depresión, entre otras que se originan por múltiples factores.

La mayoría de las personas comete el error de atribuir estos problemas al proceso de envejecimiento normal, sin embargo, existen instrumentos que los médicos geriatras utilizan para su detección y así establecer medidas preventivas, diagnóstico oportuno, tratamiento y orientación de cómo manejar estas enfermedades ocultas, advirtió.

Precisó que el mayor porcentaje de adultos mayores no presenta ningún síndrome, le siguen en menor proporción quienes sólo tienen uno o dos y finalmente, el menor número corresponde a las personas que sufren de muchos de ellos.

Resaló la necesidad de la actividad física, es una recomendación que se puede hacer a cualquier persona sin importar la edad. Nos mantiene activos, permite el contacto con nuestro entorno, se convierte en un estilo de vida saludable, añadió.

El envejecimiento ocasiona que las capacidades físicas disminuyan pero en muchos sentidos, no limita que podamos ejercitarnos; caminar por lo menos 20 minutos continuos es la actividad física más simple y efectiva que un adulto mayor puede realizar.

En ocasiones las personas desde jóvenes sostienen un nivel de ejercicio más completo o de mayor impacto; practican algún deporte y si sus capacidades físicas lo permiten, pueden continuar aun a edades más avanzadas (beisbol, futbol de veteranos, entre otros).

Otros ejercicios que se recomiendan son los aeróbicos, natación, yoga, tai chi, o simplemente el bailar puede propiciar una actividad física saludable.

Los beneficios son muchos pero lo mejor es que nos mantiene con mejor calidad de vida y permite alcanzar un envejecimiento saludable, acotó el especialista.