Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Todos los pasajeros de aviones que ingresen a la Unión Americana deberán presentar una prueba de Covid-19 con resultado negativo.
Así lo establece el nuevo marco sanitario que emitieron ayer los Centros Para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos, que entrará en vigor el 26 de enero.
De acuerdo con los CDC, antes de que una persona parta rumbo a EU -en un umbral de tres días previos- deberá someterse a un test diagnóstico. Tras su llegada, se recomienda que el viajero se haga una segunda prueba después de 3 a 5 días.
Además, los CDC plantean que “permanecer en casa durante 7 días después del viaje”, ayudará a frenar la propagación de Covid-19.