La Policía Cibernética de Aguascalientes evitó que una mujer que radica en el municipio de Encarnación de Díaz, Jalisco, fuera víctima de una extorsión telefónica.
Y es que le pedían la cantidad de un millón de pesos, luego que le hicieron creer que tenían secuestrados a sus padres en el estado de Aguascalientes.
Todo se originó cuando una persona del sexo femenino se comunicó a la Secretaría de Seguridad Pública del Estado para pedir ayuda y asesoramiento, ya que estaba recibiendo llamadas desde el número 474 454 6122, de un sujeto que dijo ser integrante de un grupo delictivo.
Asimismo, le informaban que tenían secuestrados a sus padres de 65 y 62 años, respectivamente, por lo que si quería volver a verlos con vida, debía depositar un millón de pesos.
La mujer indicó que sus progenitores, procedentes del municipio de Encarnación de Díaz, Jalisco, se habían trasladado a Aguascalientes, y debido a que no había logrado comunicarse con ellos, temía que efectivamente estuvieran secuestrados.
Tras indicarle que se trataba de un intento de extorsión telefónica, le pidieron que no hiciera algún depósito.
Al mismo tiempo, la Policía Cibernética de Aguascalientes inició la búsqueda de las dos personas de la tercera edad, a quienes más tarde localizaron en el municipio de Lagos de Moreno, Jalisco, por lo que las autoridades policiacas de aquel lugar se hicieron cargo de la situación.