Las extorsiones telefónicas no cesan, principalmente en los municipios del interior de Aguascalientes. En esta ocasión, los extorsionadores intentaron engañar a una familia en San Francisco de los Romo, haciéndoles creer que su hijo había sido secuestrado y exigiendo una fuerte suma de dinero a cambio de su liberación.
El incidente se reportó a las 16:20 horas al número de emergencias 911, informando que en un domicilio ubicado en la calle Otto Granados Roldán, en el fraccionamiento San José del Barranco, municipio de San Francisco de los Romo, se había registrado el secuestro de un joven.
Al llegar, los policías estatales se entrevistaron con la señora Aidé Noemí, de 39 años, quien comentó que minutos antes había comenzado a recibir llamadas telefónicas desde números desconocidos. Un hombre le advertía que tenían secuestrado a su hijo de 17 años y que, si no depositaba la cantidad de 200 mil pesos, lo matarían.
La asustada mujer intentó ponerse en contacto con su hijo, pero al tener su celular apagado, presumió que efectivamente había sido secuestrado, por lo que decidió llamar a los servicios de emergencia.
Al sospechar que se trataba de una extorsión telefónica, los policías le pidieron a la mujer no contestar las llamadas y no hacer ningún depósito. Al mismo tiempo, con apoyo de policías preventivos de San Francisco de los Romo, se implementó un operativo para buscar al joven, quien más tarde fue localizado en las inmediaciones del Panteón Municipal.