Volvieron a atacar los extorsionadores telefónicos y esta vez pretendieron engañar a una familia con el trillado pretexto de que tenían a uno de sus integrantes secuestrados, por lo que exigían la cantidad de 150 mil pesos a cambio de dejarlo en libertad.
Luego de la intervención de la Policía Cibernética y policías preventivos de Calvillo y policías estatales, se estableció que se trataba de una extorsión telefónica producto de un secuestro virtual que no llegó a consumarse.
Los hechos se registraron el pasado lunes a las 21:20 horas, cuando en el número de emergencias 911 se recibió un reporte, en el sentido de que en el municipio de Calvillo se había registrado el secuestro de una joven de nombre Concepción, de 28 años.
Cuando acudieron policías preventivos de Calvillo y policías estatales, se entrevistaron con el papá de la víctima, quien comentó que estaba recibiendo llamadas del número 449 550 3857, en el que le informaban que tenían en su poder a su hija y que, si quería volver a verla con vida, tenía que depositar 150 mil pesos.
Al presumir que se trataba de una extorsión telefónica, le pidieron que ya no contestara las llamadas y tampoco hiciera algún tipo de depósito.
Al mismo tiempo, agentes de la Policía Cibernética y los policías estatales y policías preventivos de Calvillo se dieron a la tarea de buscar a la joven en plazas públicas, parques, iglesias y hoteles, así como en la Central de Combis de Calvillo.
Derivado de lo anterior, poco más tarde, la joven Concepción fue encontrada en la habitación del Hotel “La Cascada”, que se ubica en la Zona Centro de Calvillo, a donde había ingresado producto de un secuestro virtual, motivo por el cual sufrió una fuerte crisis nerviosa.