La XV Caravana de Madres Centroamericanas de Migrantes Desaparecidos transitó ayer por Aguascalientes y llegó al Congreso del Estado para exigir apoyo de todas las autoridades para encontrar a sus hijos extraviados desde hace más de 30 años, quienes han sido tratados como criminales, cuando en realidad son trabajadores internacionales.

A lo largo de quince años, a través de un recorrido por territorio nacional de cinco mil kilómetros, que abarca a 13 estados, las madres de Nicaragua, El Salvador, Honduras, Guatemala, México, España e Italia, han logrado encontrar a 345 personas extraviadas vivas y otras 49 han sido halladas muertas.

Congregados en la Casa del Migrante de Aguascalientes, las madres centroamericanas señalaron la ruta migratoria que cruzan los jóvenes es de muerte, “ellos huyen de la pobreza extrema, otros de la violencia insostenible y de la delincuencia de sus países para encontrar nuevos horizontes, pero al cruzar por México se convierten en mercancía, en cabezas de ganado, son secuestrados, son víctimas de toda clase de atrocidades”.

A nombre de las madres, Ana Celaya expresó que los centroamericanos migrantes son utilizados para el tráfico de órganos, son discriminados, duermen en las calles, “basta al crimen organizado de utilizarnos, las madres no quieren más holocaustos, entre 70 mil y 120 mil personas han muerto de acuerdo a cifras de hace tres años, es indispensable que la sociedad pueda trabajar en su propia tierra con seguridad y paz.

“Las familias son víctimas de esta realidad y existe una enorme cantidad de denuncias de desaparecidos, y se reclama constantemente porque dejaron que se fueran de sus hogares, pero no hacen nada para detener a todos esos traficantes y hacer que las personas lleguen a sus destinos, unos son asesinados, otros caen del tren, otros se ahogan”.

Finalmente, Ana Cecilia Turcio y Lilia López pidieron el apoyo ciudadano para encontrar a sus hijos y de esta manera reencontrar a las familias, porque “vivos salieron de sus casas y vivos se requiere que regresen”, concluyó.

¡Participa con tu opinión!