Claudia Salazar
Agencia Reforma

Cd. de México, México.- Mario Delgado acusó que el Instituto Nacional Electoral busca descarrillar a Morena y exigió la renuncia de los consejeros electorales al afirmar que buscan beneficiar a la alianza Va por México formada por PRI, PAN y PRD.

El presidente de Morena se manifestó en contra del acuerdo con el que se prevé repartir las 200 posiciones plurinominales para la Cámara de Diputados.

“Que el INE deje de hacer politiquería y que sus consejeros actúen de forma congruente o renuncien y se afilien al PRIAN, para que compitan contra Morena de frente en las urnas y no desde el Instituto mediante su red de complicidades”, exigió.

Aseguró que los consejeros del INE se han quitado las máscaras y que, con una “alianza vergonzosa” con el PRIAN, pretenden meterle el pie al Movimiento Regeneración Nacional (Morena).

La única intención es conservar sus privilegios y mantener sus derroches, manifestó.

El viernes, el Consejo General del INE definió que, para asignar las diputaciones plurinominales, verificará la afiliación de los candidatos y serán contabilizados al partido que militan, aunque hayan sido postulados por otro.

De no haber registro de afiliación, se asignarán al partido que los postuló en la coalición respectiva.

“Nuevamente el INE exhibe sus sesgos partidistas. Pues ni en el 2015 ni en el 2018 les interesó reglamentar respecto a la sobrerrepresentación, sino hasta que Morena ganó la mayoría en la Cámara de Diputados y el Senado de la República.

“Ahora de forma incongruente y sin respetar lo dicho por el Tribunal Electoral buscan imponer sus intereses por encima de la vida democrática del país”, argumentó Mario Delgado, quien en 2018 ganó un distrito de Iztacalco postulado por el PT.

En total, en ese año, el INE reconoció 106 distritos de mayoría relativa ganados por Morena y le asignó 85 plurinominales, para sumar 191 legisladores.

Luego, en la instalación de la 64 Legislatura, 56 legisladores que fueron postulados por PES y PT, como el caso de Delgado, se sumaron a la fracción morenista, para alcanzar 247 legisladores.

Para Mario Delgado, el INE incurrió en un exceso de protagonismo y está atentado en contra de la soberanía popular, con un acuerdo que impediría a Morena repetir el esquema del 2018, de que otros partidos postulen a sus militantes.

“Sus consejeros, lejos de comportarse como árbitro electoral, actúan como un integrante más del TUMOR (Todos unidos contra Morena)”, se quejó el dirigente partidista.