Los empresarios de Aguascalientes no están satisfechos con los resultados que en siete meses ha arrojado el trabajo de las corporaciones policiacas en la entidad, por lo que exigieron que cada autoridad haga lo que le corresponda porque no quieren que se repita la historia de secuestro y crimen vivida en el bienio 2007-2008.

Así lo señalaron el presidente de Coparmex Aguascalientes, Francisco Ruiz López, y el comisionado de Seguridad Pública del organismo, Manuel Cadena Cruz, en el marco de la reunión que sostuvieron ayer con el secretario de Seguridad Pública, Sergio Alberto Martínez Castuera, a quien reconocieron que les hable con la verdad y no maquille cifras.

En ese contexto, Ruiz López subrayó la exigencia de que la Fiscalía Estatal encuentre la manera de procesar delincuentes y evitar reincidencia, que los Ceresos rehabiliten a los convictos y no los devuelvan a la sociedad peor que cómo los recibieron, y que las policías se coordinen en el combate al delito y lo hagan en apego a la ley.

Igualmente, demandó el retiro inmediato de personas que ejercen actividades informales en los cruceros, pues son focos de delincuencia; así como luchar contra la impunidad y mejorar sustancialmente el servicio 911, para que sea confiable y eficaz, además de sancionar a quienes lo usen de manera irresponsable.

Consideró pertinente que el cambio de placas sirva no sólo para recaudar, sino especialmente para generar un padrón eficiente de vehículos que permita el combate a la delincuencia; y que se pueda lograr el incremento de policías para la mejora de la seguridad con garantía de equipo y tecnología para que puedan hacer frente a delitos de todo tipo.

En ese sentido, comprometió el trabajo activo de Coparmex y sus comisiones para seguir involucrando a ciudadanos que participen en la prevención del delito y en programas como vecinos vigilantes, que respeten la ley y se apeguen a ella en toda actividad.

Por su parte, Manuel Cadena indicó que el diálogo sostenido con la autoridad ha sido abierto y el reto de llegar a cero delincuencia es una constante, aún sabiendo que el estado perfecto no se logra, pero sí avances para disminuir al máximo el escenario delictivo.

Expuso que la sociedad de Aguascalientes ha aprendido con dolor, pero sigue de pie y creyendo que es uno de los mejores estados para vivir, por lo que no debe bajar la guardia en la denuncia, exigencia y lucha por lograr mejores resultados.