Integrantes del giro de entretenimiento nocturno realizaron una marcha y se manifestaron ante las puertas de Palacio de Gobierno para pedir a la autoridad que les permitan laborar en el horario conforme a la licencia, luego de las graves afectaciones que han tenido derivado de la pandemia.

Dueños de bares, cantinas, antros, organizadores de eventos, dueños de salones, payasos, bandas, norteños y mariachis realizaron una marcha que inició en el cruce de la calle Cosío y Madero frente al Sindicato Ferrocarrilero y concluyó en las puertas del Palacio de Gobierno para pedir a la autoridad que les dejen trabajar.

Al respecto, Verónica Maldonado, representante de la Asociación de Emprendedores y Empresarios de Aguascalientes, comentó que todos estos sectores que integran la industria del entretenimiento y la organización de eventos están prácticamente al borde de la quiebra. “Las pérdidas son millonarias, aparte del tiempo que hemos permanecido cerrados; estamos empezando a tratar de recuperar algo de lo perdido y hay un segundo cierre en donde nos dejan sin ningún fondo por lo menos para tener un respaldo y poder pagar lo referente a los gastos corrientes más las deudas que se tienen”.

Lamentó que se les esté culpando de los contagios por COVID al 100% cuando no son los responsables, pues hay muchos otros sectores que siguen trabajando. Destacó que la industria del entretenimiento y de organización de eventos vive al día y de ellos depende incluso una cadena importante de proveedores de comida, alcohol, flores, dulces y demás, por lo que lo único que piden es que los dejen trabajar en el horario conforme a la licencia que tienen y no con los horarios que les fijaron por la contingencia.

Por su parte, Gabriela Montañez, empresaria de mantelería lamentó que no se tenga mano dura con otros sectores tales como el de mercados y tianguis que siguen operando y que hacen que los contagios no cesen. “A nosotros nos están satanizando por algo en el que hay control y nos esforzamos por limpiar y cumplir las reglas de lo que marca el Gobierno y otros sectores. Simplemente debe haber regulación y que sea para todos parejo”.