Benito López
Agencia Reforma

CIUDAD VICTORIA, Tamaulipas.- La Alianza Federalista exigió ayer al Presidente Andrés Manuel López Obrador transparencia y una estrategia nacional en la distribución y aplicación de las vacunas contra Covid-19, sin que se saque provecho político.
«No se vale sacar tajada de la angustia y desesperación, no aceptamos que personas de nuestros estados deban esperar 18 meses (para la vacunación)», establece una carta que leyó el Gobernador de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca, a nombre de los 10 Gobernadores que conforman la Alianza.
Tras una reunión en esta ciudad, el panista dio lectura al escrito en el que piden que se convoque al Consejo de Salubridad General, que es la máxima autoridad para normar, coordinar y ejecutar las acciones pertinentes para superar una enfermedad como el coronavirus.
«Que dicho consejo establezca el cronograma, las fases por población, objetivos, de la aplicación, los criterios de distribución y reparto, los protocolos para conservación en frío, las medidas para prevenir la especulación, o el uso clientelar o electoral de la vacuna, así como las formas o modalidades de participación de los gobiernos locales y del sector privado», señaló.
«En pocas palabras, que el Consejo, en ejercicio de sus atribuciones decida con transparencia y objetividad cómo y cuándo llegará la vacuna a cada mexicano», agregó.
También solicitaron la instalación de un Comité Estatal de Vacunación, donde se defina la logística para el traslado y ubicación de los centros de vacunación.
Desde Sonora, el Presidente dijo que la aplicación de la vacuna será de manera pareja.
«Sin mezquindades, no puede ser utilizado un programa de vacunación con propósitos electorales, porque ni siquiera se puede hablar de propósitos políticos».
Las vacunas de Pfizer llegarán a la Ciudad de México y Coahuila el 21 de diciembre, pero sólo se aplicará al personal médico de esas dos entidades. La vacunación en general iniciaría hasta febrero.

¡Participa con tu opinión!