Acusan feministas que la Ley Antiaborto que promueven diputados del PAN, PRI, Encuentro Social y el PVEM en el Congreso del Estado es un pago de favores electorales y tiene que ver con los intereses del clero, señaló la presidenta del Centro de Capacitación para el Desarrollo Comunitario, Marcela Martínez Roaro.

En conferencia de prensa, la activista afirmó que detrás de esta ley están los  diputados y diputadas comprometidos con el Frente Nacional por la Familia y detrás de esto, está la Iglesia Católica.

Por lo anterior les recordó a los legisladores que cuando juraron para ocupar el cargo que hoy ostentan lo hicieron sobre la Constitución, no sobre la Biblia, al tiempo de recordarles que la Constitución en este país es laica y hay que sancionar conductas como las que están teniendo. “Pedimos que sean fieles a su país, que estén con el pueblo, con la gente, que no abusen de la ignorancia, que no mal informen, que no compartan sus propios dogmas”.

Al dar lectura a un comunicado, lamentaron que un grupo de legisladores presentaron de manera silenciosa y a escondidas vía Oficialía de Partes, una nueva iniciativa de reforma al artículo segundo, también denominada “Protección de la Vida desde la Concepción” que presenta una serie de inconsistencias en su exposición de motivos así como en su argumentación y defensa jurídica, mediante la cual criminalizarían a las mujeres por la interrupción del embarazo.