El Consejo Coordinador Empresarial de Aguascalientes demandó el esclarecimiento de la balacera en la que murió el empresario Luis Aizpuru Marchetti, en medio de un operativo de agentes de la Unidad de Localización de Vehículos de la Fiscalía del Estado, la noche del jueves pasado.

La dirigente de la cúpula empresarial, Irma Patricia Muñoz de León, lamentó los hechos en los que un agente ministerial también resultó lesionado, en una aparente confusión. Por lo tanto, la investigación debe establecer y reconocer si hubo un error, ante las versiones de que el empresario estuvo en el lugar equivocado en el momento equivocado.

Las autoridades de seguridad de los tres niveles de gobierno deben revisar y, en su caso, adecuar las estrategias para mantener las condiciones de tranquilidad en la entidad, y garantizar que este tipo de actos violentos no se repitan ni se normalicen.

Muñoz de León expresó su preocupación por los ataques armados que derivaron en homicidios y lesiones registrados esta semana, al manifestar que estos hechos afectan a toda la sociedad. También expresó el apoyo de la iniciativa privada para coadyuvar en la preservación de condiciones de paz en Aguascalientes.

“Es algo que nosotros reconocemos, y por eso presumimos a nuestro estado a nivel nacional, por esa tranquilidad, que es conveniente para todos, como un tema primordial de confianza. Se tienen que tomar cierto tipo de estrategias para evitar lo que ha sucedido en los últimos días”, subrayó.

Lo peor que podría pasar es que ocurran hechos violentos y dejen de sorprendernos, como un hecho más de violencia. Por eso debemos estar ocupados, y confiamos en que las autoridades están trabajando en la resolución de cada caso, subrayó.

Indicó que Aizpuru Marchetti era un empresario reconocido, cuya familia habita la entidad desde hace muchos años, y la zona en la que vivía, en el poniente de la zona metropolitana, es despoblada, por lo cual era factible que usara un arma para su seguridad.