Érika Hernández
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Líderes y coordinadores parlamentarios del PAN y PRD exigieron al Presidente Andrés Manuel López Obrador y líderes de Morena frenar la campaña contra los legisladores que votaron en contra de su reforma eléctrica.
De lo contrario, advirtieron, serán responsables de la violencia política contra diputados y senadores, así como el daño en inmuebles partidistas.
El coordinador de los panistas en la Cámara de Diputados, Jorge Romero, denunció que tras el rechazo a la reforma eléctrica, no sólo la diputada Maryjose Gamboa sufrió un robo, sino que otros legisladores han recibido amenazas e instalaciones del PAN han sido vandalizadas en distintas zonas del País.
«Desde Palacio Nacional y Morena han iniciado una campaña de odio y de polarización contra quienes pensamos diferente a ellos», acusó Romero.
El líder del PAN, Marko Cortés, calificó como inconcebible que en política, a quien se atreve a levantar la voz y disentir, se le denigre.
Mientras el dirigente del PRD, Jesús Zambrano, aseguró que esa campaña de odio se está generalizando y en cualquier momento puede llegar a las agresiones.
«Esta campaña de odio, y de la que es responsable el propio Presidente, ya está impactando el estado de ánimo del Poder Legislativo y en las campañas electorales», indicó el perredista.

¡Participa con tu opinión!