Anoche, la senadora de la República por Aguascalientes Martha Márquez encabezó una caminata hacia la Exedra de la Patria, acompañada por mujeres y hombres para poner un alto a la violencia política de género, pues, según dijo, es tiempo de romper el silencio para que todas y todos conozcan las violencias que se padecen todos los días.

Previo a la audiencia judicial que se celebrará este miércoles, tras presentar una denuncia por violencia política de género que ha enfrentado, la legisladora federal aseveró que las personas necesitan darse cuenta de cómo se minimiza la violencia en contra de las mujeres, ya que siempre se asume que ellas tienen la culpa o son un medio para los fines del hombre.

Acompañada por las dirigentes de Mujer Contemporánea y del Colectivo 50+1, Roxana D’Escobar, Martha Dávila y Anabel Villalobos, Martha Márquez recalcó que, absurdamente, se piensa que las mujeres son agredidas por el tipo de ropa o la forma en que se visten; también, erróneamente, se asume que las mujeres por sí solas no pueden alcanzar metas y que tampoco son capaces de empoderarse.

La senadora puntualizó que la omisión del trabajo de las mujeres y la falta de reconocimiento de éste, así como el demérito de sus logros y la no valorización de sus actividades en la vida diaria, son formas de violentar a la mujer.

“Mi lucha es en contra de las expresiones violentas emitidas en su contra y del ataque sistemático en su dignidad de mujer. No prestaré mi honor para intereses ajenos, esta lucha es mía y es por violencia política de género…”.

“Es necesario romper el silencio. Las mujeres deben expresarse libremente porque el reconocimiento de cualquier tipo de violencia, tanto en hombres como en mujeres, es el primer paso para dejar de ejercerla y poner un alto a la misma…”. Martha Márquez, senadora.