El Colegio de Ingenieros Civiles reafirmó su papel crucial en el desarrollo sostenible de la ciudad, destacando la importancia de la ingeniería en la construcción de un futuro mejor para todos, afirmó su presidente Jaime Soto Martínez en el marco de la conmemoración del Día Nacional del Ingeniero.
En presencia de autoridades, Soto Martínez subrayó la importancia de los ingenieros civiles en la construcción y mejora de infraestructuras esenciales para la comunidad. «Celebramos esta fecha que no solo conmemora los logros y contribuciones, sino que también nos invita a reflexionar sobre el impacto profundo que tenemos en nuestra ciudad y en la sociedad en general».
Destacó que Aguascalientes es una ciudad en constante crecimiento y evolución, la cual enfrenta desafíos significativos que requieren soluciones innovadoras y sostenibles. Entre estos desafíos, mencionó el cambio climático, la ingeniería vial, la mejora de la movilidad, el reúso del agua y la ingeniería de cimentaciones, enfatizando la necesidad de una ingeniería correcta y anticipada en los proyectos de construcción.
Asimismo, reiteró el compromiso del colegio de colaborar con instituciones académicas y los tres niveles de gobierno para contribuir al bienestar de los ciudadanos, por lo que exhortó a sus agremiados a seguir trabajando con pasión y determinación. «En nuestras manos está la responsabilidad de diseñar y construir un futuro más resiliente».
En el marco de esta celebración, se otorgó el reconocimiento de Ingeniero del Año a Adolfo Padilla Muñoz, además de firmarse un convenio con la Universidad Autónoma de Aguascalientes, a fin de que los estudiantes se integren al colegio y se vinculen con las autoridades, en un esfuerzo por asegurar que los nuevos profesionales estén capacitados y colegiados, evitando la práctica de la profesión de manera improvisada o fuera de la norma.