Érika Hernández
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Tras la advertencia de Morena de reiniciar la discusión de una reforma electoral, el presidente del INE, Lorenzo Córdova, demandó al Congreso que las autoridades electorales participen en su diseño.
El consejero insistió en que el modelo electoral actual garantiza imparcialidad, equidad y transparencia en cualquier elección, incluida la presidencial del 2024.
“Claro que hay áreas de mejora, y hacia ahí debemos apuntar, a menos que el objetivo sea regresar a aquellas épocas en donde en las elecciones el gobierno era juez y parte”, aseguró.
Ante la crisis en el Tribunal Electoral, Morena revivió la advertencia de transformar al INE y TEPJF, por lo que los legisladores de Oposición afirman que existe la pretensión de quitarles autonomía.
Al participar en un foro virtual para evaluar la aplicación de acciones afirmativas en este proceso electoral, Córdova nuevamente reclamó a algunos actores políticos la ola de descalificaciones a las autoridades electorales.
Sin mencionar a Morena, afirmó que pese a los resultados electorales hay quienes buscan acciones regresivas a un pasado autoritario.
“Por eso, no podemos perder de vista los desafíos que nos está imponiendo un contexto de incesantes ataques y descalificaciones a las autoridades electorales.
“Especialmente porque en un contexto dominado por la intolerancia y la polarización se esté empujando, eventualmente, hacia reformas electorales que no necesariamente pueden venir en esta lógica de consolidar y fortalecer lo que hasta ahora hemos alcanzado, sino bajo la promesa de transformar radicalmente esta institucionalidad democrática, pueden implicar francos retrocesos”, dijo.
Si se abre la discusión de una reforma electoral, insistió, las autoridades electorales de todos los niveles deben participar.
“Es necesario el involucramiento de todos los partidos políticos para conocer y analizar las propuestas de reformas electorales y que la sociedad, los especialistas y las autoridades electorales podamos participar”, sentenció.