Zedryk Raziel
Agencia Reforma

CIUDA DE MÉXICO.- Luego de que el Fondo Monetario Internacional (FMI) redujo el pronóstico de crecimiento de la economía de México para 2019, el Presidente Andrés Manuel López Obrador desautorizó al organismo financiero y le exigió disculparse con los mexicanos.

“Miren, no les tengo mucha confianza a esos organismos, con todo respeto, esos organismos fueron los que impusieron la política económica neoliberal, que causó muchas desgracias en México. Todos esos organismos deberían de ofrecer disculpas al pueblo de México y hacer la autocrítica”, sostuvo en conferencia de prensa matutina.

“Es decir: ‘Lo que propusimos resultó un fracaso y causamos un grave daño a los mexicanos, porque dijimos que con la privatización iba a haber crecimiento, que iba a haber empleo y que, si llovía fuerte arriba, iba a gotear abajo, y que había que diluir al Estado y apostar al mercado, y que la globalidad era la panacea, y que con las reformas estructurales –¡válgame Dios!– iba a llegar la felicidad para el pueblo’. Nada de eso ocurrió; al contrario”.

EL FMI redujo a 0.9 por ciento su estimación de crecimiento para México, una baja de 0.7 puntos porcentuales desde el 1.6 por ciento previsto en abril, y mantuvo en 1.9 su previsión de 2020.

López Obrador afirmó que el FMI “recetó” a México políticas que generaron precariedad y violencia, por lo que, señaló, el organismo internacional no tiene autoridad para calificar al país.

“¿Qué fueron las propuestas del Fondo Monetario Internacional, sus recetas? El que se desatara la inseguridad, la violencia en el país. ¿Cómo van a estar ahí opinando?, ¿qué autoridad moral tienen? Con todo respeto.

“No vamos nosotros a renunciar a esos organismos, formamos parte en lo económico del sistema financiero mundial, pero eso no quiere decir que no sepamos lo que han significado sus políticas. Ahora ellos ya no van a decidir sobre la agenda de México. Eso se terminó ya”, advirtió.

El Mandatario federal solicitó al FMI esperar a conocer los datos antes que emitir pronósticos, y retó a los especialistas a que contrasten si es más importante el crecimiento o el desarrollo de un país.

“Convoco a los del Fondo Monetario Internacional, a los expertos, a los tecnócratas, a los nostálgicos del neoliberalismo, a que veamos si es el mismo crecimiento que desarrollo, porque nosotros ya no vamos a utilizar sólo como parámetro el crecimiento; porque crecimiento es que se genere riqueza, pero puede ser que ese crecimiento signifique sólo acumulación de riqueza en unos cuantos”, planteó.

El tabasqueño sostuvo que, para que el FMI evalúe el desarrollo en lugar del mero crecimiento económico, debe incluir en sus mediciones indicadores en los que, afirmó, su Gobierno está mejorando, como ingreso, poder adquisitivo, empleo, redistribución de la riqueza y acceso a la educación, salud, vivienda y cultura.