Al presidir la celebración del Domingo de Ramos en la Catedral Basílica, el Obispo Juan Espinosa Jiménez llamó a los fieles católicos a participar en esta Semana Santa, vivirla con mucha intensidad, acercarse a la Iglesia los días Jueves, Viernes y Sábado Santo, sin dejarse distraer por el inicio de la Feria sanmarqueña, sino vivir su fe.

“Ojalá que la Feria no sea un distractor grande en las personas, que nadie se quede en la vida antigua o desordenada, primero saquen bien su Semana Santa y luego vayan a disfrutar de su fiesta sanmarqueña de modo sano, con orden y que sea un reencuentro con la comunidad, demostrando que sabemos hacer diversión para crecer en humanidad y cultura, en beneficio de muchos”, dijo.

En el atrio de la Catedral, el Prelado hizo la bendición de los ramos con lo cual se conmemora la entrada triunfal de Jesucristo a Jerusalén, e invitó a los fieles católicos a renovar su vida personal y humana, pero sobre todo la vida de fe y cristiana, es un momento especial para revisar nuestra existencia y comportamiento, y para dejarnos guiar e iluminar por Cristo que nos ofrece una vida nueva.

Con el Domingo de Ramos se cruza la puerta para iniciar la Semana Santa, Jesús sabía que en esos días le esperarían momentos duros y difíciles, pero acepta el homenaje de los humildes y los sencillos, así como de las personas que se sorprendieron al verlo, al escucharlo, sus milagros, pero después también lo traicionaron y lo mandaron a la cruz.

La invitación este Domingo de Ramos es a ponernos en la horma de Jesús, a seguirlo paso a paso, él estuvo dispuesto a cumplir la voluntad del Padre. En el Getsemaní vivió la tragedia humana, siente la fragilidad y le pide al Padre que si es posible le quite de ese cáliz, pero tambien le dice que no se haga su voluntad sino la de Dios.

“Esto también es una exhortación a los fieles católicos de Aguascalientes para que sepamos vivir los momentos duros y difíciles de la vida, hay que dejarnos ayudar por Dios, él manda a sus ángeles para consolarnos y que nos guían para cumplir con el proyecto de Dios para nosotros”.

¡Participa con tu opinión!