Iris Velázquez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-La pandemia evidenció la falta de personal de salud que hay en el País y la importancia de la capacitación para futuros retos, señaló Claudia Leija, coordinadora General de la Comisión Permanente de Enfermería de la Secretaría de Salud (Ssa).
En la conferencia “Covid-19: retos para la enfermería y el sistema de salud en México”, explicó que la Ssa, junto con la OPS, la OMS, la UNAM y la UAM, trabajan en un modelo para la profesionalización de enfermeras en México.
En el evento organizado por la Facultad de Medicina de la UNAM refirió que la Estrategia Integral para la Ampliación del Rol de la Enfermería busca crear dos nuevos perfiles laborales, uno denominado ERA, que va dirigido a personal inserto en el primer nivel de atención, y otro, el EPA, que va dirigido a profesionales con nivel mínimo de maestría.
Alertó que la pandemia continúa e incluso existe riesgo de que haya una tercera ola de contagios y para su atención, la labor de enfermería es indispensable, sin embargo además del déficit de personal, ya hay agotamiento.
México, agregó, cuenta con 2.4 enfermeras por cada 100 mil habitantes, pero se encuentra por debajo de países como Colombia con 6.8; Cuba 7.6; Brasil 10.14 y Chile 12.6.
Resaltó que es necesario impulsar en todos los ámbitos estrategias para minimizar el riesgo de vulnerar la seguridad del paciente por el déficit de personal de enfermería que debido a la pandemia se encuentra con datos de agotamiento físico y emocional.
“Ya es un año donde si bien han implementado estrategias para disminuir este déficit “, expuso.
Agregó que 40 por ciento del personal de enfermería requirió resguardo por considerarse población vulnerable.