Imelda Robles
Agencia Reforma

MONTERREY, NL.-El Gobernador Samuel García acusó ayer a Ramón Ernesto Rodríguez Briones, vinculado al ex Mandatario Jaime Rodríguez, de extorsionar a nombre del Estado a los casinos cobrando «moches» de 2 millones de pesos mensuales a cada casa de juego.

Al afirmar que la práctica viene del sexenio pasado, García señaló que Rodríguez Briones era ahijado o yerno de «El Bronco», y que cobraba a los 30 casinos en la entidad, por lo que obtendría 60 millones de pesos al mes.

EL NORTE, no obstante, pudo corroborar que el personaje es medio hermano de Hernán Alejandro Rodríguez Escalera, yerno del ex Gobernador, que terminó su sexenio el pasado 3 de octubre.

Rodríguez Briones es ex funcionario de la Administración estatal de «El Bronco» y es actual Secretario en el municipio de García.

«Ayer (el sábado) me busca un empresario casinero», dijo García en rueda de prensa matutina, «para decirme que anda un pelado corriente, a mi nombre, pidiendo moches a los casinos, y se llama Ramón Rodríguez y parece que es ahijado o yerno del Bronco.

«Que ahora él es el nuevo que va cobrar los 2 millones por casino, que siempre habría cobrado ‘El Bronco'», añadió el emecista.

Anoche, un vocero de los empresarios de casinos dijo que en el ramo estaban «hartos de las extorsiones» y que colaborarán para acabar con los «moches».

De acuerdo con la nómina oficial, Rodríguez Briones es Secretario Ejecutivo del Alcalde de García, el independiente Carlos Guevara, del grupo cercano al ex Gobernador y que desde el 2018 gobierna el municipio, que es bastión político de «El Bronco».

Asimismo, trabajó en Seguridad Gubernamental del Estado entre el 2015 y el 2018, en el sexenio de Rodríguez y cuando Guevara encabezaba el área.

Una fuente del municipio de García señaló ayer que, además de Guevara, detrás de Rodríguez Briones está Jesús Hernández, otro amigo cercano de «El Bronco» y sucesor de éste en la Alcaldía en el 2012, que también fue funcionario del Gobierno estatal de Rodríguez.

Ayer, el nuevo Gobernador no precisó el modus operandi de Rodríguez Briones, y sólo ofreció algunos detalles denunciados por el casinero.

«Les pedían 2 millones de pesos de moche para dejar fumar», dijo.

«No existe eso», sostuvo. «Sáquenlos a patadas, córranlos, grábenlos.

«Me marcan preguntando si es cierto. No hay nada. Denúncienlos», expresó.

El emecista dio el número 813-241-2818 para que, vía WhatsApp, la comunidad denuncie los actos de corrupción.

El vocero de los casinos indicó que le iban a tomar la palabra al Goberndor para hacer las denuncias.