Staff
Agencia Reforma

CANCÚN, QR .-Activistas y espelólogos recorrieron la cueva llamada «Yorogana», descubierta en febrero pasado, para pedirle al Presidente Andrés Manuel López Obrador que la recorra, pues está justo debajo del subtramo 5 sur del Tren Maya, en Playa del Carmen, Quintana Roo.
Integrantes del proyecto «Cenotes Urbanos» registraron en video las características de la cueva en la que hallaron más de 50 especies diferentes de animales, así como cenotes, los cuales podrían resultar afectados por el paso de las vías.
«Nos encontramos a tres ingenieros de ICA arriba y los invitamos a dialogar, dos ingenieros civiles y una geóloga, hicieron todo el recorrido, estuvieron viendo las estructuras», relató Guillermo DChristy, espeleólogo.
«Bajamos a la fosa donde está el agua y cuando estaba haciendo el muestreo, la geóloga, mejor entendida que los otros dos, me dijo si podía probar el agua, probó el agua, se volteó y me dice: ¿esto ya lo sabe el Presidente?».
Roberto Rojo, otro espeleólogo que realizó el recorrido, recordó que ya habían invitado a López Obrador a la zona de trabajos en abril pasado con el objetivo de que conociera la vulnerabilidad del ecosistema.
«La cita que nos dio el Presidente, que nos canceló 24 horas antes, era para ésto, para invitarle a que viniera a conocer este lugar, estoy seguro que no ha entrado, una vez que entras y ves no quieres destruirlo», expresó.
«No nos han hecho caso, no han venido y la gente que está haciendo esto, no dudo de sus conocimientos, de su experiencia, pero esto es un territorio muy especial, que apenas estamos empezando a comprender».