Érika Hernández
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Las campañas electorales dejaron al descubierto el poder que ejerce el crimen organizado o grupos de poder en decenas de municipios del País.
Amenazas para suspender actos públicos o la renuncia a sus candidaturas, ataques a vehículos o casas de campaña, asesinatos, agresiones físicas, balaceras cerca de mítines, prohibición de entregar propaganda en las calles o destrucción de ésta es lo que han vivido a lo largo de casi dos meses aspirantes a Alcaldías o diputaciones, así como sus equipos, en al menos 200 municipios del País.
De acuerdo con representantes del PRI, PAN, PRD, Morena y Redes Sociales Progresistas ante organismos electorales, estos puntos conflictivos se ubican principalmente en Veracruz, Estado de México, Michoacán, Guerrero, Chihuahua, San Luis Potosí, Oaxaca, Sinaloa, Guanajuato, Puebla y Sonora.
Los partidos de Oposición coinciden en que la entidad más preocupante es Veracruz, pues existen al menos 30 municipios considerados críticos, como Tantoyuca, Playa Vicente, Jamapa, Cuitláhuac, La Perla, Cosoleacaque y Tezonapa. Aunque en 66 Alcaldías se han registrado hechos violentos.
Por ejemplo, el candidato del PAN a la Alcaldía de Playa Vicente, Rubén Salinas, suspendió las giras ante las amenazas y agresiones de las que ha sido objeto.
Hace unos días, el representante del PRI ante el INE, Gerardo Triana, demandó al órgano electoral una mesa de expertos para tomar acciones rumbo a la recta final de la campaña pues, advirtió, los candidatos en algunas regiones “viven una situación de miedo”.
Incluso, hay decenas de municipios en los que los partidos no designaron a candidatos porque no había condiciones para hacer campaña, mientras que en otros los abanderados han retirado su candidatura.
En Morelos, Chihuahua, sólo se postuló a la Alcaldía, ahora en manos del PRI, el morenista José de Loreto Jacalera, por el control del narcotráfico de la zona.
En el Estado de México, los partidos denunciaron que en 19 municipios de la zona sur del estado, desde San Felipe del Progreso, pegado a Michoacán, hasta Tlatlaya, en los límites con Guerrero, no se hizo campaña de manera normal, y algunos candidatos renunciaron.
Además, la candidata del PRI a la Alcaldía de Valle de Bravo, Zudikey Rodríguez, fue citada por el líder de una banda para advertirle que debía bajarse de la contienda.
En Michoacán, unos 30 municipios están considerados como problemáticos. En algunos, como Escuadreo y Huacana, sólo hay dos candidatos; en otros, ha sido difícil la campaña, como Aguililla, Briseñas, Cotija, Tumbiscatío, Nuevo Urecho, José Sixto Verduzco y Tangamandapio.

ZONAS DE RIESGO
De acuerdo con los partidos políticos, los estados con más puntos conflictivos de violencia se ubican en:
Veracruz
Estado de México
Michoacán
Guerrero
Chihuahua
San Luis Potosí
Oaxaca
Sinaloa
Guanajuato
Puebla
Sonora