Antonio Baranda, Claudia Guerrero
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El Gobierno federal exhibió ayer en la mañanera a jueces que han liberado a presuntos delincuentes.
Aunque el Presidente Andrés Manuel López Obrador había dicho que no divulgarían nombres para no humillarlos, se dieron a conocer identidades y sus adscripciones.
Para defender la continuidad de la prisión preventiva automática para delitos como el homicidio y el secuestro, el subsecretario de Seguridad, Ricardo Mejía, mencionó por nombre y juzgado a nueve impartidores de justicia.
De otros cuatro jueces, el funcionario ventiló su adscripción, pero dijo no su nombre.
«Algunas decisiones de (estos) jueces locales y federales han repercutido en la impunidad y la inseguridad», afirmó Mejía ante López Obrador.
El subsecretario señaló al juez federal, Daniel Ramírez Peña, por haber decidido no vincular a proceso al José Bernabé Brizuela, «La Vaca», líder del Cártel Independiente de Colima.
«Además de haber sido detenido en flagrancia con armas y droga, es un peligroso criminal que está imputado en diferentes ilícitos», argumentó.
En el caso de los «montadeudas» detenidos en la Ciudad de México, exhibió al Juez Especializado en Competencia Económica, Juan Pablo Gómez.
Advirtió que Gómez comenzó a admitir juicios de amparo y a otorgar suspensiones provisionales y definitivas, a personas y despachos ligados a estas redes de extorsión digital.
«El Juez Juan Pablo Gómez Fierro, ante todos los requerimientos del tema de los chips de celular, autorizó innumerables suspensiones provisionales para no implicar esta ley», acusó.
«Finalmente la Corte, hay que decirlo, invalidó la ley que pretendía regular el uso de los chips de prepago para actividades criminales».
Mejía nombró al Juez Sergio Rodarte por no haber vinculado, en Zacatecas, a Rafael, «El Fantasma», presunto secuestrador e integrante del Cártel Jalisco Nueva Generación.
También mencionó a Viviana Judith Juárez, del Juzgado Quinto de Distrito en Baja California, por ordenar la libertad de tres presuntos delincuentes en mismo número de casos.
El juez de Control, Carlos Gallegos Arellano, fue exhibido por haber determinado la libertad de Edwin Omar ‘N’, «Minimix» o «El Mini», quien presuntamente participó en el asesinato de Sergio Ortega Escobar, jefe de grupo de la Policía Investigadora de la Fiscalía Estatal en Colima.
En su recuento, además señaló al juez Marco Antonio Ordorica, por haber exonerado a presuntos secuestradores en Guerrero, y al juez Daniel Hernández George, por no vincular a proceso a tres presuntos secuestradores de la banda de «Los Lucio», entre otros.