Mayolo López
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Alejandro «Alito» Moreno, dirigente nacional del PRI, fue denunciado ayer por la vía penal por intentar quedarse con un «moche» del 50 por ciento del presupuesto asignado al organismo que atiende a las mujeres de su partido.
La diputada federal tamaulipeca Montserrat Arcos Velázquez presentó ayer la denuncia contra ‘Alito» y contra el secretario de Finanzas del Comité Nacional, Eduardo Gutiérrez Arroyo, por actos de corrupción y violencia política de género en su contra, como presidenta del Organismo Nacional de Mujeres Priistas.
«Dice el Secretario de Finanzas, en los documentos que yo tengo, que tenía que llegar al número mágico para retornarle al amigo (Alejandro Moreno), quien le había instruido obtener el 50 por ciento de 32 millones de pesos, pero la simulación en el uso de estos recursos es un delito», contó.
«He decidido levantar la voz y, si es necesario, ponerle una pausa a mi carrera política, porque no busqué ningún espacio de representación popular.
«16 millones de pesos y el destino era para el presidente del partido, Alejandro Moreno Cárdenas. A mí solamente me dijeron que tenían esa necesidad económica y que él requería él recurso; él personalmente me lo solicitó y yo le pedí que considerara que era un recurso auditado y fiscalizado», detalló.
La diputada aseguró que ella no busca venganza sino justicia.
«No podemos estar en la coyuntura de que, por primera vez, pueda llegar a la Presidencia de la República una mujer mientras mujeres como yo vean destruida su carrera», señaló.