Isabella González
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 17-Jul.- La aparición de un socavón en la carretera Pinotepa Nacional-Corralero, en Oaxaca, exhibió a Alejandro Fernández Campillo, director de Conservación de Carreteras de la SCT.
Cuando fue coordinador de Desarrollo Turístico en el Valle de Teotihuacán (2008-2009), un proyecto de iluminación en las Pirámides provocó daños a la estructura arqueológica y fue cancelado, y, como director de Desarrollo Urbano en Huixquilucan (2010-2012) se le acusó de autorizar edificaciones sin cumplir con las normas.
En ambos casos su jefe directo era Alfredo del Mazo.
En 2016, constructores acusaron a Fernández de cancelar una licitación de 9 obras por 48.4 millones de pesos para entregarla a empresas ligadas a él y al delegado de la SCT en Oaxaca, Héctor Castañeda. En el paquete estaba la reconstrucción de la Pinotepa Nacional-Corralero, donde un camión cayó a un socavón el viernes.