Dulce Soto
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-La situación epidemiológica de los estados no tiene que ver con las deficiencias o aciertos en el control de los contagios, por lo que es poco útil buscar un culpable por la pandemia de Covid-19, aseguró ayer Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud.
Luego de que el viernes acusara que las entidades federativas registran deficiencias en las medidas de control de la epidemia y en la información sobre los casos, lo que llevó a la Secretaría de Salud (Ssa) a suspender la actualización del semáforo de riesgo epidémico, López-Gatell afirmó que el mensaje fue para que las personas no vean a su Gobierno local como el único responsable.
“La situación epidemiológica de las entidades federativas no tiene que ver con una deficiencia o un acierto; o una buena o mala calificación sobre el desempeño de las actividades de control.
“No se trata de entrar a un reduccionismo, simplista, de que esta persona o aquella persona es culpable y generar confrontaciones”, aseguró en conferencia vespertina en Palacio Nacional.
El subsecretario indicó que la pandemia es un fenómeno natural y nadie es responsable de su surgimiento. Incluso, felicitó a las autoridades de salud, federales y locales, por dedicarse a atender la contingencia.
“Con frecuencia, en las sociedades, no es exclusivo de México, se buscan culpables, se busca a quién señalar, se buscan responsables, en una suerte de interpretación que es poco productiva, poco útil.
“No tiene sentido pensar que hay una persona responsable, identificable por nombre y apellido”, aseguró.
Ayer, la Ssa confirmó 539 nuevas muertes por Covid-19 en México, con lo que suman 34 mil 730. Además, registró 295 mil 268 casos confirmados acumulados, 6 mil 94 más que el viernes.

DIAGNÓSTICO ERRÓNEO
El especialista advirtió que en el país se está haciendo un uso inadecuado de las pruebas rápidas de Covid-19.
Aseguró que se usan como si fueran pruebas diagnósticas, cuando eso no corresponde con los criterios técnicos establecidos.
“Aquí y allá aparecen noticias del uso de ciertas pruebas con una interpretación que no coincide con las recomendaciones técnicas y científicas que son aceptadas mundialmente, específicamente, el uso de pruebas rápidas que están siendo interpretadas como diagnósticas de Covid-19 y no son para eso.
“Las pruebas rápidas, que están basadas en detectar anticuerpos, lo que debería interpretarse es que la persona que salió positiva, en un periodo incierto, posiblemente de 10 días o más, tuvo exposición al virus”, afirmó.