Antonio Baranda y Claudia Guerrero
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El Presidente Andrés Manuel López Obrador exculpó a la CFE de las inundaciones en Tabasco, y dijo que éstas se dieron debido a la corrupción que hubo en los planes de construcción de las unidades habitacionales.

Ayer, el Gobernador de Tabasco, Adán Augusto López, acusó al titular de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Manuel Bartlett, de inundar Nacajuca, Jalpa y Cunduacán, en Tabasco, por lo que presentaría denuncias al respecto.

En un reclamo público, el tercero en menos de un mes, el Mandatario tabasqueño acusó de insensibilidad e irresponsabilidad a la compañía, cuyo manejo de las presas ha causado inundaciones en zonas urbanas.

Hoy, en conferencia en Palacio Nacional, López Obrador admitió un “error de cálculo” en el desfogue de la presa, pero defendió a los especialistas de la CFE.

“En la primera ocasión pudo haber habido un error de cálculo, a lo mejor pudieron haber desfogado menos, pero cuando hicieron la proyección estaban viendo que venía otro huracán que cambió de dirección y ya no afectó, porque el cuidado de las presas es algo especial, es riesgoso, se revienta una presa y entonces sí los daños son trágicos, entonces tiene que cuidarse eso.

“Entonces, los que manejan las presas, que tiene que ver con la Comisión Federal y con la Comisión Nacional del Agua, son especialistas, los que deciden de cuándo soltar agua para que no se rompa. Entonces, hicieron sus cálculos en la primera inundación y soltaron más agua porque al final no llovió lo que se esperaba presa arriba.

“Pero, en esta ocasión no, además el del jueves fue menor, de todas maneras yo entiendo al Gobernador de Tabasco, él es el que está allá con el agua a la cintura, porque sí está metido ayudando y tiene que defender a los tabasqueños”, señaló.

El Mandatario federal acusó que las casas están inundadas por la corrupción que hubo en los planes de construcción.

“Está actuando la Secretaría de Marina con el plan Marina, el plan DN-III, se está trabajando, bombeando agua para bajar las inundaciones en colonias. Se tienen 70 albergues, hay como 15 mil viviendas en el agua, hay colonias donde está el agua dentro de las casas hasta metro y medio, dos metros.

“También, se ha cometido el error, más que eso, por la corrupción, de construir en lugares bajos. Se dio permiso de construir en zonas bajas, vasos reguladores que se llenaron, se hicieron unidades habitacionales donde no debieron darse permisos para construir”, agregó.