Foto: Archivo
Vania Arzola
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-La población que ha tenido Covid-19 debe seguir con las medidas sanitarias preestablecidas, así como realizarse chequeos físicos y psicológicos posteriores, aconsejan distintos especialistas.
Luis Enrique Soto, jefe de vigilancia epidemiológica del Hospital Médica Sur, distingue entre dos tipos de sobrevivientes; primero, los asintomáticos y quienes presentaron pocos síntomas, con consecuencias poco relevantes.
Por el contrario, los más afectados son los que estuvieron hospitalizados o en terapia intensiva.
“Hablando de las secuelas, los leves moderados presentan anosmia, que dejas de oler, y disgeusia, es que te saben mal los alimentos; eso van a recuperarlo, a veces se puede tardar hasta dos meses, pero, en general ,en esta fase no hay otra complicación. En la segunda (la grave) te va a dejar muchos problemas”, detalla.
Lo primero a checar tras padecer Covid-19 son los pulmones, indica José Ignacio López, médico general.
“Siempre deben mantener niveles de oxigenación adecuados y hacerse estudios para ver la función pulmonar, como proteína C reactiva y una química sanguínea; todo esto es, nada más, para ver cómo está el periodo de inflamación”, dice.
Soto recomienda una tomografía y pruebas del funcionamiento pulmonar.
“Se llama espirometría, y también hay que pedir una resonancia de cráneo, exámenes generales para descartar que no hayan quedado problemas a nivel renal y hepático”, explica.
“Hacerse varias pruebas para ver cómo está la permeabilidad de algunas de las venas, en especial de las piernas, y podrían necesitar el seguimiento de un cardiólogo, un vascular”.
A su vez, pueden fortalecer su sistema inmunológico con un mínimo de 7 a 8 horas diarias de sueño, una dieta adecuada complementada con complejos vitamínicos y hacer ejercicio, empezando por caminatas e ir aumentando a bici fija o correr.
Otras secuelas comunes del Covid-19 son cansancio crónico, dolores de cabeza recurrentes e intensos, y pérdida de concentración.

Vania Arzola
Agencia Reforma
CIUDAD DE MÉXICO 06-Mar-2021 .-La población que ha tenido Covid-19 debe seguir con las medidas sanitarias preestablecidas, así como realizarse chequeos físicos y psicológicos posteriores, aconsejan distintos especialistas.
Luis Enrique Soto, jefe de vigilancia epidemiológica del Hospital Médica Sur, distingue entre dos tipos de sobrevivientes; primero, los asintomáticos y quienes presentaron pocos síntomas, con consecuencias poco relevantes.
Por el contrario, los más afectados son los que estuvieron hospitalizados o en terapia intensiva.
“Hablando de las secuelas, los leves moderados presentan anosmia, que dejas de oler, y disgeusia, es que te saben mal los alimentos; eso van a recuperarlo, a veces se puede tardar hasta dos meses, pero, en general ,en esta fase no hay otra complicación. En la segunda (la grave) te va a dejar muchos problemas”, detalla.
Lo primero a checar tras padecer Covid-19 son los pulmones, indica José Ignacio López, médico general.
“Siempre deben mantener niveles de oxigenación adecuados y hacerse estudios para ver la función pulmonar, como proteína C reactiva y una química sanguínea; todo esto es, nada más, para ver cómo está el periodo de inflamación”, dice.
Soto recomienda una tomografía y pruebas del funcionamiento pulmonar.
“Se llama espirometría, y también hay que pedir una resonancia de cráneo, exámenes generales para descartar que no hayan quedado problemas a nivel renal y hepático”, explica.
“Hacerse varias pruebas para ver cómo está la permeabilidad de algunas de las venas, en especial de las piernas, y podrían necesitar el seguimiento de un cardiólogo, un vascular”.
A su vez, pueden fortalecer su sistema inmunológico con un mínimo de 7 a 8 horas diarias de sueño, una dieta adecuada complementada con complejos vitamínicos y hacer ejercicio, empezando por caminatas e ir aumentando a bici fija o correr.
Otras secuelas comunes del Covid-19 son cansancio crónico, dolores de cabeza recurrentes e intensos, y pérdida de concentración.

NO DESCUIDES LA MENTE
Laura Monroy, directora del Centro Psicológico Integral y Holístico, aborda también la importancia de atender las consecuencias psicológicas y emocionales.
“Las secuelas van desde el miedo, la ansiedad, depresión y el insomnio; cuando ya se agrava, vienen trastornos como estrés postraumático, de adaptación y obsesivos compulsivos”, alerta la psicóloga.
Ante ello, se requiere trabajar un proceso cognitivo conductual para ir restándole fuerza a esos pensamientos intrusivos negativos.
También sugiere terapias ocupacionales, como escuchar música relajante, pintar o dibujar, recostarse en posición fetal, practicar yoga o nadar, respirar pausadamente y leer.
“Cuando te viste muy grave y se está deteriorando tu salud física, puede recurrirse a un tanatólogo o psicólogo; cuando la persona no tiene tanta funcionalidad o cayó en una depresión, pudiera ser un psiquiatra para regularse con medicamentos”, asevera.

Laura Monroy, directora del Centro Psicológico Integral y Holístico, aborda también la importancia de atender las consecuencias psicológicas y emocionales.
“Las secuelas van desde el miedo, la ansiedad, depresión y el insomnio; cuando ya se agrava, vienen trastornos como estrés postraumático, de adaptación y obsesivos compulsivos”, alerta la psicóloga.
Ante ello, se requiere trabajar un proceso cognitivo conductual para ir restándole fuerza a esos pensamientos intrusivos negativos.
También sugiere terapias ocupacionales, como escuchar música relajante, pintar o dibujar, recostarse en posición fetal, practicar yoga o nadar, respirar pausadamente y leer.
“Cuando te viste muy grave y se está deteriorando tu salud física, puede recurrirse a un tanatólogo o psicólogo; cuando la persona no tiene tanta funcionalidad o cayó en una depresión, pudiera ser un psiquiatra para regularse con medicamentos”, asevera.