Javier Avelar González, ex rector de la Universidad Autónoma de Aguascalientes, afirmó sentirse tranquilo y mostró disposición para colaborar en caso de ser requerido por las investigaciones relacionadas con el fraude tipo ‘ponzi’ que afectó a la institución, con un monto superior a los 200 millones de pesos.

“Soy el primero en defender la postura de llegar hasta las últimas consecuencias en las investigaciones que lleva a cabo la Fiscalía General del Estado. Fue una situación desafortunada, pero me siento tranquilo y confiado”, declaró en una entrevista realizada en el contexto del informe de actividades de la rectora Sandra Pinzón Castro.

Avelar González indicó que no puede ofrecer detalles sobre las circunstancias específicas que involucraron a la universidad en la estafa ‘ponzi’, realizada a través de inversiones de alto riesgo, para no interferir con las investigaciones en curso.

Manifestó su confianza en que la Fiscalía identifique a los responsables del fraude. Aseguró poder reconocer a quienes propiciaron el desfalco y expresó su disposición para declarar lo necesario ante las autoridades. Se mostró confiado en que la investigación se está llevando a cabo de manera profesional y objetiva, actuando conforme a derecho.

En relación con la solicitud de reserva de información presentada a la UAA a través de los mecanismos de transparencia, consideró que se trata de una estrategia empleada por las entidades públicas para proteger intereses igualmente públicos. Añadió que la universidad tiene el derecho de reservar cierta información, según lo establece la ley, para evitar un posible mal manejo de recursos públicos. “Sin embargo, no creo que esto ocurra en la Autónoma de Aguascalientes”, afirmó.