Se trató de un ex policía estatal e integrante de un grupo de la delincuencia organizada, el hombre que fue ejecutado a balazos el pasado martes por la noche en la lateral de avenida Siglo XXI Oriente y casi cruce con la calle Chávez Morado, en el fraccionamiento Pintores Mexicanos.
Fue identificado como Sergio R. C., de 33 años, quien en el 2011 causó baja de la Policía Estatal de Aguascalientes.
Así mismo, en el mes de enero del año 2012 fue detenido por agentes de la PGJE por su participación en la ejecución de un joven identificado como Jorge Humberto, alias “El Topo”, de 20 años, quien sufrió un “levantón” el domingo 15 de febrero en la colonia Insurgentes.
Posteriormente, el lunes 16 de febrero, fue localizado ejecutado en una terracería que conduce a la Granja Los Lirios.
A la víctima se le relacionaba con el grupo delictivo “La Oficina”. A pesar de sus antecedentes criminales, ya se encontraba en libertad.
Actualmente se le relacionaba con el CJNG y era investigado por la FGE, ya que aparentemente participó en la colocación de las narco mantas que aparecieron colgadas el miércoles de la semana pasada, en puentes peatonales ubicados en el Blvd. José María Chávez y en la carretera federal No. 70 Oriente, frente al poblado de Norias de Paso Hondo.
Así mismo, aparentemente participó en una de las ejecuciones registradas casi de manera simultánea durante la noche del domingo y madrugada del lunes pasado.
Las investigaciones que realizan actualmente agentes del Grupo Homicidios de la PME, han permitido establecer que a Sergio prácticamente lo “venadearon”, pues los sicarios lo sorprendieron mientras caminaba por avenida Siglo XXI Oriente, a la altura de Bodega Aurrerá.
Aunque intentó correr para escapar de sus agresores, fue alcanzado por las balas. Presentaba tres impactos, dos de ellos en el tórax y uno más en el cuello y le dispararon con una pistola tipo escuadra calibre 9 mm.
A pesar del operativo que se implementó por parte de policías preventivos y que fue encabezado personalmente por el titular de la SSPM Antonio Martínez Romo, no se logró dar con el paradero de los sicarios.