Israel Sánchez y César Martínez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Citando las palabras de Carlos Pellicer Cámara definiéndose como un «político de calle», «socialista» y «entristecido por la pobreza de la mayoría», el Presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que el poeta y museógrafo estaría orgulloso del trabajo de su Gobierno.

«Unos meses antes de su partida, en una entrevista había confesado, dijo lo siguiente: ‘yo fui político de calle durante toda mi vida, soy socialista y creo en la igualdad de los humanos, me entristece la pobreza de la mayoría y la riqueza de unos cuantos, pienso que poco a poco el mundo entero, y, por supuesto, México, alcanzará la justicia», expresó en un mensaje en video transmitido este domingo en el homenaje en el Palacio de Bellas Artes por el 125 aniversario del natalicio de Carlos Pellicer Cámara.

«Creo que mi maestro se sentiría orgulloso de saber que en su tierra y en su agua, y en todo el País, seguimos trabajando con la misma convicción de siempre, la de no hacerle mal a nadie y atender de manera preferente a los pobres y a los olvidados».

Vestido con una guayabera morada, el Mandatario comentó que aún cuando Pellicer defendió el arte en libertad, siempre vinculó su labor intelectual y su obra creativa con la actividad política.

Lo recordó como activista en la campaña presidencial de José Vasconcelos, integrante en las brigadas internacionales que fueron a España a defender la República del franquismo, presidente del comité en defensa y solidaridad con Nicaragua durante la dictadura de Somoza y manifestante ante la llegada de John F. Kennedy en protesta por la invasión de Bahía de Cochinos, Cuba.

López Obrador conoció a Pellicer cuando estudiaba la preparatoria en Villahermosa, Tabasco, pero aclaró que el trato más cercano lo tuvieron mientras vino a la Ciudad de México a estudiar ciencias políticas en la Universas Nacional Autónoma de México, en 1973.

Talentoso, humanista, libertario, humilde, estoico, son algunos adjetivos que López Obrador usó para referirse a Pellicer.

«Lo recuerdo con su camisa de manta, huaraches, sombrero y lentes negros», dijo.

Contó que una Navidad fue a visitarlo a su casa y al salir Pellicer le dio un rollo de billetes que lo hizo feliz, y con el cual invitó a comer a otros de sus compañeros de la Casa del Estudiante Tabasqueño, en la Colonia Guerrero.

El Presidente dedicó los 15 minutos de su mensaje a recordar a Pellicer y el acercamiento que tuvo con él, y admitió que cuando buscó una senaduría pensó que había dado su brazo a torcer.

«Finalmente estuve con él en 1976, en la campaña por los pueblos de Tabasco; su sincero deseo de servir a los más pobres era evidente, real; repetía y repetía, voy a ser senador de los chontales», expresó.

En un tono similar al de López Obrador, que también recordó algunas anécdotas con su referente político, la Secretaria de Cultura, Alejandra Frausto, refirió la felicidad que Pellicer sentiría de la actual Administración.

«Él, quien formó mentes, corazones y conciencias, como las que rigen esta nación, qué feliz se pondría de ver a un humanista dando clase de historia a las 7 de la mañana todos los días, a la vez que saca de la miseria y del olvido a los millones que quedaron atrás», dijo la funcionaria.

Debido a su aislamiento tras dar positivo a Covid-19 el lunes pasado, el acto en Bellas Artes fue encabezado por su esposa, la historiadora Beatriz Gutiérrez Mueller, quien por varios momentos se retiró el cubrebocas, y el Secretario de Gobernación, Adán Augusto López.

El artista plástico y sobrino de Pellicer Cámara, Carlos Pellicer López, compartió detalles de la donación al INBA de la colección de pintura del poeta, que ahora será resguardada en el Museo Nacional de Arte, donde una sala será nombrada en su honor.

¡Participa con tu opinión!