El fraude cibernético ha alcanzado grandes escalas en el país, sobre todo los cometidos a través de plataformas que anuncian la venta de vehículos, ante lo cual, la Policía Cibernética del Estado levantó una alerta para que la ciudadanía se mantenga atenta y evite caer en ese delito, que, tan sólo durante el año pasado, alcanzó transacciones por unos 616 mil millones de pesos a nivel nacional, un 81% más que en 2019.
Esto lo dio a conocer Balam García, director de la Policía Cibernética, quien resaltó que, en gran medida, se debe a que las preferencias en compras por internet radican en los automóviles, pero resulta que, de igual forma, es el rubro en el que proliferan páginas fraudulentas. Muestra de ello es que se tienen datos precisos que de que, el año pasado, el 35% de los compradores fueron víctimas de un fraude electrónico o de un pago no reconocido.
Externó que el aumento, tanto del comercio electrónico como de los fraudes, se le atribuye en gran medida a la pandemia, pues, aunque mucha gente no tiene conocimiento sobre esta forma de comercio o de realizar transacciones de manera segura, se atrevió a así hacerlo y, por ende, hubo quienes cayeron en el delito por su falta de experiencia y vulnerabilidad.
Lamentablemente, reconoció que, legalmente, es un delito que todavía está difícil de perseguir; no obstante, sí es posible lograr la prevención, lo que se logra cuando la población se entera de cómo funciona el comercio cibernético.
En conferencia de prensa, se dio a conocer que, entre 2014 y 2019, más de 500 personas fueron víctimas de fraude cibernético en todo el país por una cifra equivalente a 57 millones de pesos, aunque sólo fueron levantadas 246 carpetas de investigación.
En tanto, Freddy Oropeza Cruz destacó que hay sitios web que engañan a posibles clientes, exigiendo el depósito de cantidades de dinero para realizar la entrega de las unidades o mercancías adquiridas, toda vez que se trata de un fraude y los clientes no reciben lo que compraron.