Karla Aguilera
Agencia Reforma

GUADALAJARA, Jalisco.-¿Al descargar una aplicación móvil aceptaste los permisos? Cuidado, toma precauciones y sigue las recomendaciones antes de aceptar.
Alejandro Martínez Varela, coordinador de Diseño de Proyectos Tecnológicos de la Universidad de Guadalajara (UdeG), dijo que es común que las aplicaciones soliciten datos personales y permisos, como nombre del usuario, correo electrónico, ubicación y hasta autorización de uso del micrófono.
Suele ser indispensable dar dichos datos para que funcionen algunas apps, dijo.
Por ejemplo, las aplicaciones bancarias o que manejan dinero por ley solicitan la ubicación de la persona, por motivos de seguridad.
«Los datos normalmente los solicitan y los guardan porque los requieren para el manejo de la cuenta o de la identidad de la persona, y puede incluir también permisos para controles del celular y otra información que pudieran estar disponibles.
«Por ejemplo, si le damos el uso del micrófono a una aplicación, pueden escuchar nuestras conversaciones, aunque ellos digan que la información la pueden utilizar para otra cosa», dijo.
El experto mencionó que esta información se queda almacenada en el sistema de la aplicación, y algunas empresas se comprometen a no hacer mal uso de los datos, pero eso no evita que sean vulnerables a ataques cibernéticos y les roben la información.
«Ellos pueden ser víctimas de alguna cibercrimen, vulnerabilidad de sus sistemas y robo de información nuestra almacenada en su sitio. Es algo que los usuarios deben estar conscientes», expresó.
Para no poner en riesgo la información personal, Martínez Varela recomendó ser muy cuidadosos y desconfiados al momento de descargar aplicaciones, sobre todo cuando ofrecen servicios gratuitos y de entretenimiento.
Recomendó descargar sólo aplicaciones que realmente representen una funcionalidad indispensable y de empresas concierto nivel de formalidad.
También usar diferentes dispositivos según el propósito, por ejemplo, para hacer pagos bancarios utilizar un teléfono sólo para eso, y otro aparato para aplicaciones de entretenimiento o juegos.