Azucena Vásquez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Con la finalidad de evitar multas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), los patrones con 300 o más empleados deberán presentarle, a más tardar el 30 de este mes, su dictamen fiscal, el cual avala el cumplimiento de todas sus obligaciones en materia de seguridad social.
De no hacerlo corre riesgo de que el organismo le realice una visita domiciliaria.
El dictamen fiscal es un documento elaborado por un contador público autorizado que consigna que los patrones han cumplido con el pago adecuado de las cuotas obrero-patronales ante el Instituto en el ejercicio fiscal inmediato anterior, por lo que en este año se presentará el de 2021.
Rolando Silva Briceño, integrante de la Comisión Técnica de Seguridad Social del Colegio de Contadores Públicos de México (CCPM), explicó que el dictamen es un análisis que hace el contador público autorizado sobre temas como el pago de cuotas obrero-patronales, la declaración del salario, riesgo de trabajo y otros temas de cumplimiento ante el IMSS.
«(…) Que tengas a tus trabajadores reconocidos ante él, que los dé de alta cuando empiecen a trabajar y los dé de baja cuando dejen de hacerlo, que se reporten los accidentes de trabajo, todas las obligaciones que el patrón tiene con el Seguro Social se reflejan en ese dictamen», dijo.
El aviso de dictamen debe ser firmado por el patrón o representante legal y el contador público autorizado que esté a cargo de realizar el dictamen.
La multa por no presentar este aviso o hacerlo de manera extemporánea va de los mil 924 pesos a los 7 mil 216.

¡Participa con tu opinión!