Los elementos del H. Cuerpo de Bomberos del municipio de Aguascalientes y personal de la Coordinación Municipal de Protección Civil, evitaron una tragedia al rescatar a un menor de 18 meses de edad, que quedó encerrado en el interior de un vehículo estacionado en la vía pública. Los hechos se registraron ayer a las 15:35 horas, en la calle David Reynoso Flores, en el Barrio de San Marcos.
A la altura del número 147, una mujer de nombre Daniela, de 30 años de edad, estacionó su vehículo Volkswagen, en color rojo y luego fue a recoger a su hijo a una guardería que se ubica en la misma calle David Reynoso Flores.
Una vez que le entregaron a su hijo, regresó a su vehículo y luego lo sentó en un portabebé ubicado en el asiento trasero. En ese momento Daniela recordó que se le habían olvidado unos documentos en la guardería, por lo que decidió ir a recogerlos.
Sin embargo, al cerrar la puerta, se activaron automáticamente los seguros, ya que estaba puesta la llave en el switch de encendido. Cuando la mujer regresó, ya no pudo abrir el vehículo, por lo que decidió llamar a un cerrajero para que le abriera.
Pero luego de estar esperando más de media hora, el cerrajero no llegó, por lo que ya desesperada y asustada, Daniela decidió llamar a los servicios de emergencia. Cabe destacar que los elementos del H. Cuerpo de Bomberos del municipio de Aguascalientes tuvieron que quebrar uno de los vidrios para poder rescatar al menor, quien ya presentaba síntomas de deshidratación, aunque afortunadamente no fue necesario su traslado a algún hospital.