Una quinceañera pretendió quitarse la vida, luego de ingerir una importante cantidad de raticida. Afortunadamente, la intervención oportuna de los elementos de la Policía Estatal evitó que se consumara la tragedia.
Los hechos se registraron casi a las 14:00 horas de ayer, cuando los oficiales, en coordinación con preventivos del municipio de Cosío, al realizar sus labores de vigilancia, en determinado momento, a la altura de la comunidad de La Punta, se encontraron con un vehículo marca Nissan Tsuru color gris, con placas de circulación del estado de San Luis Potosí, cuya conductora les hacía señas con la luz de los faros para que se detuvieran. Al hacerlo, la mujer, desesperada, bajó del auto y les pidió ayuda a los oficiales, luego de que, instantes antes, su hija adolescente hubiera bebido raticida, por lo que estaba convulsionándose. Fue así que, en esos momentos, los oficiales se acercaron a la adolescente, percatándose de que se encontraba inconsciente, por lo cual la abordaron a la radio patrulla y, junto con la madre, se trasladaron de inmediato a las instalaciones del Hospital General de Rincón de Romos, donde, cargándola, la ingresaron al área de urgencias.
Una vez en este lugar, los médicos se dieron a la tarea de darle la atención necesaria, logrando estabilizarla, recuperándose así la menor de edad.