Una joven de 18 años de edad atentó contra su vida al ingerir varias pastillas de medicamento controlado. Sin embargo, la pronta reacción de los elementos de la Policía Municipal logró evitar la tragedia.
Alrededor de las 11:09 horas de ayer, el número de emergencias atendió el reporte en el que solicitaban su intervención, debido a que en el interior de un domicilio ubicado sobre la Avenida Héroe de Nacozari, en la colonia Gremial, una madre de familia detalló que había descubierto a su hija, quien había ingerido pastillas Clonazepam.
De esa manera, los oficiales se trasladaron hasta el lugar, donde, al llegar, la madre les pidió que no se presentaran paramédicos, argumentando que trasladaría a la joven a recibir atención médica por sus propios medios, reservándose mayores datos.

¡Participa con tu opinión!