Gracias a un oportuno reporte ciudadano y a la pronta intervención de los elementos de la Policía Municipal de Cosío y de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, se logró evitar que un joven fuera víctima de un fraude telefónico.
Fue a las 20:00 horas cuando los elementos policiacos, que se encontraban realizando labores de vigilancia en la cabecera municipal de Cosío, fueron interceptados por un joven que les pidió ayuda.
Esta persona, de nombre Irving, comentó que, poco antes, al encontrarse en compañía de su amigo Ernesto, éste recibió una llamada telefónica donde le informaban que ya conocían su domicilio y que en el transcurso de la noche iban a llegar hombres armados y acabarían con la vida de todos sus familiares, por lo que, para evitar que les hicieran algún daño, tenía que entregarles la cantidad de 5 mil pesos.
Al escuchar lo anterior, Ernesto se puso muy nervioso y decidió reunir los 5 mil pesos que le estaban pidiendo para después dirigirse al municipio de Rincón de Romos a fin de depositar el dinero solicitado.
El joven Irving le recomendó varias veces que no lo hiciera, no obstante, su amigo estaba muy asustado y no le hizo caso.
Al presumir que se trataba de una extorsión, los elementos policiacos se dieron a la tarea de buscar al joven Ernesto y, minutos después, lograron localizarlo cuando esperaba el transporte para trasladarse al municipio de Rincón de Romos, por lo que, una vez que lo tranquilizaron, le hicieron saber la manera en que operan estos delincuentes y después lo llevaron a su domicilio para que se reuniera con sus familiares.

¡Participa con tu opinión!